Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera

Unión muy pocas veces tuvo hermanos que hayan jugado juntos en Primera. Sin embargo, como antecedente figuran los Zanabria. Hace 49 años Mario, que luego hizo su gran carrera deportiva en Newell’s, y Rodolfo ascendieron con el Tatengue en 1966. Luego, Mario jugó con su otro hermano Ramón en Primera, pero en 1968, es decir hace 47 años. Después no hubo otro caso hasta la actualidad, en donde aparecieron los Pittón: Bruno y Mauro. Ambos ya debutaron en Primera, de la mano de Leo Madelón. El primero, Bruno, lo hizo en Bahía Blanca, ante Olimpo en el 0-0, en la fecha 23, debutando como titular, para luego ser reemplazado por Facundo Affranchino, previo al primer Clásico. Mauro, en cambio, lo hizo en la derrota de visitante ante Tigre por 2-1, en la fecha 21, en donde reemplazó a Santiago Zurbriggen.

Ovación los visitó en su casa, lugar que comparten junto a sus padres, Alejandro y Liliana y con su hermano menor, Manuel de 11 años.

Ambos, de perfil bajo, se animaron poco a poco a abrirse para conocer la calidad de ser humano que son. Dos jugadores jóvenes que sueñan como cualquier otro, de lograr algo importante vistiendo la camiseta de Unión, lugar que eligieron para crecer, para transpirarla, como todo pibe que quiere triunfar en el club de sus amores. Así, ante Ovación se fueron desprendiendo de lo que sienten por el fútbol y por sus colores.

—Después de muchos años se vuelve a ver a dos hermanos que debutaron en Primera.

—Bruno Pittón: Sí, hace mucho tiempo creo que esto de dos hermanos que debuten en Primera no se daba. Pero, orgulloso de que con Mauro pudimos debutar este año. Por eso el balance es por demás de positivo, este era uno de los objetivos de pisar Primera, más allá de que no pudimos lograr clasificar en la Sudamericana, pero el balance es positivo.

—Mauro Pittón: Para mí también es un orgullo haber podido debutar en Primera, y que Bruno lo haya podido hacer también. El balance es positivo, fue un año muy bueno, a pesar de que no se dio lo de la Sudamericana.

—¿Cómo calmaron la ansiedad del debut, como se sostuvieron el uno con el otro?

—B. P.: Hasta en ese punto se nos dio bastante equilibrado, la primera vez fui al banco con Gimnasia, concentramos varias veces juntos en Copa Argentina, por ejemplo. Mauro debutó y yo estaba en el plantel, me puso muy feliz verlo debutar. Sabía que en algún momento me iba a tocar, se dio con Olimpo, estaba la ansiedad de querer debutar pero, uno sabe que las cosas se estaban haciendo bien, solo tuve que esperar el momento. Los dos estábamos bien preparados, y lo viví de una manera muy especial, me hizo muy feliz.

—M. P.: Siempre nos apoyamos. Cuando debuté, él se puso muy contento y supe que en cualquier momento le iba a tocar. Era cuestión de tiempo.

—Es bueno crecer juntos, los une el fútbol, ¿cómo es la convivencia?

—B. P.: El apoyo de la familia es fundamental. Este sueño comenzó de cuando éramos chicos y ahora vamos subiendo juntos los escalones. Tenemos una convivencia bastante buena, compartimos muchas cosas juntos, tenemos grupos de amigos en común. Esta es una casa donde se vive el fútbol, nos aconsejamos el uno con el otro. Nos corregimos errores. Nos ayudamos mucho en todo.

—M. P.: Nuestra relación siempre fue buena. De chiquitos por ahí nos peleábamos (risas). Estamos mucho tiempo juntos y eso es bueno. Vivimos esto con mucha intensidad, es algo único, que dos hermanos estén en Primera. El apoyo de la familia estuvo siempre, nos bancaron todo, y para ellos es una doble alegría.

—¿Cómo es el carácter de cada uno?

—B. P.: Los dos somos tranquilos, pero Mauro es más tranqui que yo, es más frío. Eso lo refleja a la hora de jugar. Maneja la pelota con una tranquilidad que no la tienen todos. Yo soy más vertical, más físico.

—M. P.: Somos tranquilos, yo por ahí soy un poco más callado. Quizás por eso parezco el más tranquilo, en apariencia (risas).

—Esta vez los objetivos son iguales, porque veo que se fusionan como uno solo

—B. P.: Los objetivos principales para el año que viene serán primero en lo grupal, construiremos cosas importantes, porque en Unión se puede y en lo personal, como en el caso de Mauro, queremos conseguir un puesto de titular. El sueño es jugar juntos en Primera, nos falta eso todavía.

—M. P.: Los objetivos son grupales. Pelearemos cosas importantes con Unión, el grupo está muy bien. Quiero ganarme un puesto de titular, trabajando y demostrando que uno puede jugar.

—Es bueno que Madelón los conozca y los tenga en cuenta.

—B. P.: Es bueno e importante que el técnico te conozca, ya sabe lo que uno puede hacer bien, creo que para el próximo año eso puede llegar a servir y que nos siga dando la confianza para jugar aún más. Estamos muy agradecidos a él y a Unión.

—M. P.: Es bueno que nos conozca, porque sabe lo que le podemos dar y cumplir. Es bueno que el técnico siga y que promocione a más chicos de las inferiores, eso es gracias a Unión que nos dio esta oportunidad.

—¿Qué hobbies tienen?

—B. P.: Estudio Comunicación Social en el Instituto Nº 12, me gustan todos los ámbitos del periodismo, leo diarios, trato de informarme bastante y además, estoy volcado más en lo artístico, toco la guitarra, me encanta, pero toco para mí (risas). Me gusta el rock, grupos de rock argentino como Salta la Banca y los Piojos y del exterior Oasis y Cold Play. A Mauro le gusta la cocina, cocina rico, por eso siempre me toca lavar los platos (risas).

—M. P.: No soy mucho de hablar, Bruno es más comunicativo, por eso estudia comunicación. A mi me atrae la cocina, estudio para chef, me motivó otro compañero, Víctor Gómez Varas. Me gusta inventar, me gusta mucho la comida agridulce. Mamá cocina rico, me gustan los ñoquis con canela, azúcar y queso, sale espectacular, con cualquier salsa o crema y además me enseña (risas), sé los secretos culinarios de la familia, la rica comida que hacía la abuela. Bruno toca bien la guitarra, pero cuando canta se le va un poquito la voz (risas), pero se defiende bien.

—¿El sueño a cumplir cuál es?

—B. P.: Vivo el día a día. Deseo lograr cosas importantes con Unión, jugar de titular y con Mauro.

—M. P.: Ganarme un puesto en el plantel y lograr cosas en Unión con Bruno. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.