Miran al arco de enfrente

La anemia ofensiva de sus delanteros fue el gran déficit de Unión en la segunda parte del campeonato 2015 de Primera División. Sin embargo, si se toma como parámetro las dos etapas en la que se dividió el certamen (con el parate obligado por la disputa de la Copa América de Chile), se podrá decir con certeza que la sumatoria de puntos fue similar en ambos pasajes.

Pero hay un hecho que profundiza esta diferencia y fue la partida de Enrique Triverio al Toluca de México, ya que cuando se dio su alejamiento marchaba segundo en la tabla de goleadores con nueve tantos, a uno de Marco Ruben (Rosario Central), que a la postre terminaría siendo el máximo artillero.

Ante la salida del oriundo de Colonia Aldao, Leonardo Madelón insistió por la llegada de Claudio Riaño, y le sumó dos apuestas como Matías Gastón Castro y Facundo Castro. Sin embargo, en el balance final estuvieron los tres muy lejos de hacer olvidar los goles de Kike, que fue lo que le faltó al Tate para terminar de dar el gran salto en la última parte del torneo, donde quedó fuera en la primera fase clasificatoria para la Copa Sudamericana 2016.

Es por eso que el gran objetivo del entrenador tatengue es potenciar el sector ofensivo para afrontar el próximo certamen, que se disputará en la primera parte del 2016, aunque con la mira puesta en un proyecto de un año y medio que concluirá con el certamen renovado que se extenderá desde la segunda parte del año que viene hasta junio de 2017.

Los dirigentes trabajan denodadamente para satisfacer al DT y en ese aspecto desde el círculo íntimo de la CD tatengue se dice que Luis Spahn está cerca de abrochar dos o tres jugadores de neto corte ofensivo. En cuanto al rubro delanteros, Carlos Bueno (también lo quiere Danubio y Sarmiento), a quien Madelón dirigió en San Lorenzo e insistió para sumar en junio de este año, estuvo en las últimas horas en Santa Fe y se rumorea que se juntó con los popes tatengues, quienes le acercaron una oferta para que se convierta en refuerzo.

Por otra parte, el DT también tiene en carpeta a Nicolás Blandi, otro de los delanteros apuntados en el anterior mercado de pases, aunque luego se decidió por quedarse en San Lorenzo de Almagro. Ahora la cuestión pasa por el pensamiento que tendrá Pablo Guede, el nuevo técnico del Ciclón, para saber si lo tendrá en consideración para afrontar el torneo local y la Copa Libertadores de América 2016.

Otro nombre que no hay que descartar es el de Marcos Figueroa. El rosarino, quien el próximo 18 de enero cumplirá 26 años, terminó jugando en San Martín de San Juan. Vistiendo la camiseta de Argentinos Juniors le convirtió tres tantos al Tatengue el 22 de septiembre de 2012, en el empate 3-3 que se registró en el Diego Armando Maradona frente al equipo de Nery Alberto Pumpido, que en esa temporada y bajo la conducción final de Facundo Sava perdió la categoría.

Otro nombre a la lista

Julio César Rodríguez, volante que disputó el último campeonato con la camiseta de Defensa y Justicia, sería uno de los jugadores apuntados por el DT. El jugador es representado por Cristian Bragarnik, mismo empresario que maneja al entrenador y a varios jugadores importantes del plantel que terminó jugando el último torneo en el Tatengue. Las negociaciones están avanzadas y antes de las fiestas de fin de año los dirigentes podrían anunciar su contratación.

El paraguayo, que nació el 5 de diciembre de 1990, es un volante creativo, disputó 23 encuentros con la camiseta del Halcón y convirtió tres tantos. Surgió de Defensa (2010-2013); pasó por Dorados de Sinaloa de México (2013), Tijuana de México (2013-2014) y Godoy Cruz (2014). Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.