Unión no perdonó y goleó a Colón en el barrio "Centenario"

¡Qué paliza Unión! ¡Y en el Cementerio! Un 3 a 0 para el recuerdo y para estirar la ventaja en el historial del clásico más parejo del fútbol argentino.

El triunfo de la concentración, la entrega y la efectividad. Unión fue un equipo curtido en la cultura del esfuerzo y del sacrificio. No se perdió de jugar ni un segundo el clásico. Colón hizo bien los deberes mientras no le convirtieron, pero está comprobado que este equipo tiene mandíbula de cristal y el clásico un fue la excepción.  El Tate le entró al mentón y no se levantó… y eso que hasta ese primer impacto el que amagaba sacar la primera “mano” era el anfitrión. Si hasta llegó al gol el local pero la jugada no fue convalidad por el juez (acertó) por falta de Ledesma a Nereo en la definición.

Necesitó muy poca cosa el equipo de Madelón para mandar en el marcador y poner en evidencia a un elenco de Franco emboscado, con pocas ideas y falto de efectividad en las que generó y sistemáticamente desperdició.

De un tiro de esquina, la especialidad de Unión, nació el primer gol. De un remate milimétrico de Malcorra que unos se tomaron en serio y otros no. La pasividad de algunos jugadores del local contrastó con la velocidad y la voracidad de los rojiblancos, que firmaron un tratado de gol con la pelota detenida. Brítez de cabeza puso el 1-0

El gol alteró el guion de la contienda. Tan nervioso se puso Colón que el empate le quedó más lejos pese a mostrar más ambición. Entonces, con espacios y más tranquilos con la ventaja, el conjunto de Madelón dio una lección de contragolpe. Otra vez el “10” de abanderado, pase preciso al corazón del área y Soldano le clavó una estaca a los del Barrio Centenario. Fue el 2-0 en cinco minutos (entre los 46 y los 5).

A Unión le sobró dedicación y perseverancia. A los 23 del complemento Acevedo buscó el ángulo en la puerta del área, el balón pegó en la mano de Barsottini y Espinoza no dudó en cobrar penal. Malcorra no falló desde la pena máxima y el 3 a 0 fue definitivo. La función se puso desesperante para los locales en la cancha y afuera. Piedras, insultos, suspensión momentánea. Nada cambió en el tiempo que faltó. Si hasta pudo haber llegado el cuarto de Unión ante un rival ya caído, salvo la voluntad de Poblete.

Por ímpetu, concentración y efectividad. No anduvo con sutilezas, avanzó con la pesadez y la contundencia de un tanque con gran efectividad. La fiesta se trasladó a la Avenida hasta el 24 de abril, día de revancha programada en este certamen. Mientras tanto, el clásico santafesino tiene un dueño con los colores en rojo y blanco: 27 a 26 en 85 duelos en AFA.

La goleada hizo que el partido corriera riesgo de suspensión: los hinchas de Colón no se la bancaron y empezaron arrojar proyectiles al campo de juego, pero insólitamente el encuentro se siguió jugando, incluso después de que cayera un cascote al segundo de que Espinoza avisara que si caía una más iba a suspenderlo. No lo hizo, y el encuentro finalmente pudo terminarse.

Síntesis del partido:

Colón: Jorge Broun, Clemente Rodríguez, Germán Conti, Osvaldo Barsottini, Raúl Iberbia, Pablo Ledesma, Gerónimo Poblete, Víctor Figueroa, Mauricio Sperdutti, Alan Ruiz y Nicolás Silva.

Unión: Nereo Fernández; Emanuel Brítez, Rolando García Guerreño, Santiago Zurbriggen y Bruno Pittón; Mauricio Martínez, Nelson Acevedo, Martín Rolle e Ignacio Malcorra; Lucas Gamba y Claudio Riaño o Franco Soldano.

Goles: 45' PT Emanuel Brítez (Un) ; 05' ST Franco Soldano (Un) ; 23' ST Ignacio Malcorra (Un)

Árbitro: Fernando Espinoza

Estadio: "Brigadier Estanislao López"

Incidentes: el partido estuvo demorado mas de 10 minutos por piedras que caían de la platea y la tribuna de Colón

Con tecnología de Blogger.