En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Unión es el favorito, pero tiene los pies sobre la tierra

Una de las cosas más atractivas que tiene este deporte es que ningún resultado está puesto antes de que se jueguen los 90’, y más aún cuando se juega un partido clásico, como lo será esta tarde desde las 14 entre Unión y Colón, en el histórico estadio 15 de Abril.

Pero hay algunos atenuantes que se deben tener en cuenta para sostener porqué tal vez una formación puede ser la favorita en la tarde de ese encuentro tan trascendental y que detiene por lo menos por un día a toda una ciudad, como lo es en este caso Santa Fe.

En lo que respecta al partido de hoy, y meramente en el plano deportivo, el Tatengue ya está definido desde la primera práctica, con un tema vital y que es la vuelta a la alineación principal de 5 jugadores que para Madelón son titulares: Emanuel Britez; Rolando García Guerreño; Bruno Pittón; Nelson Acevedo y Claudio Riaño son las cartas que el DT pondrá en juego y que para su idea de juego son todos vitales.

Además, porque si se compara la alineación que jugó el derby anterior en el estadio Brigadier López el único recambio será el de Riaño por el lesionado Soldano en la ofensiva, después, los demás intérpretes se repetirán como el 19 de marzo pasado cuando el Rojiblanco goleó en rodeo ajeno al Sabalero por 3-0.

Pero más allá de que en el campamento Tatengue reinó la tranquilidad porque solamente hubo que enfocarse en lo que pretenden realizar los futbolistas dentro de la cancha, hubo un punto en común en cada conversación con los protagonistas y es que la confianza para volver a sumar de a tres es plena, pero son conscientes que la concentración tiene que estar al máximo de las capacidades porque los clásicos, como habitualmente se dice son encuentros apartes y en donde se dejan de lado todas las cosas negativas que se pudo haber vivido durante la semana, como le sucedió al Rojinegro, por eso la frase de cabecera fue: “Con confianza sí... pero no confiados porque sería un error”. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR