En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

Prohibido perder puntos

Este viernes en el estadio de la Avenida López y Planes se enfrentarán dos alineaciones que viven realidades distintas en este torneo de Primera División. El anfitrión, el elenco que comanda Leonardo Carol Madelón, saldrá a su campo de juego precedido de muy buenos resultados, incluyendo los que fueron los cotejos que ganó a Colón, su clásico adversario.

Pero más allá de las dos victorias contundentes, de visitante y en su casa, también viene de cosechar un empate que parecía perdido en Mar del Plata ante Aldosivi, y aunque la actuación no fue de las mejores, queda claro que después de la primera mitad del certamen, este grupo se consolidó en su libreto táctico y que lo llevó a recuperar parte del terreno que perdió en los primeros encuentros.

Es por eso que la obligación para los Tatengues será la de seguir por este camino, y aunque algunos piensan en suspicacias en esta etapa de definiciones, tomando como referencia que Argentinos Juniors es un candidato a perder la categoría, en el plantel santafesino se sabe que no hay margen a la relajación… Este plantel está compenetrado en que deben seguir sumando unidades y si son victorias mucho mejor, porque la próxima temporada se llevará a la “B” Nacional a cuatro equipos y aunque por ahora Unión no estará en las alineaciones más comprometidas, esto puede cambiar si se pierden puntos en el camino.

De esta manera, el dueño de casa se impuso la obligación de salir este viernes a su campo de juego y regalarle nuevamente a su gente una nueva alegría, la misma pero con un gusto totalmente distinto que el logrado el pasado 23 de abril cuando se quedó con un nuevo derby de la ciudad.
Está claro que los Rojiblancos tendrán esta tarde esa firme posibilidad de seguir siendo motivo de identificación con su parcialidad y para eso deberán sumar de a tres y seguir mejorando.

En frente estará este Argentinos Juniors, histórico por lo que logró en los torneos de AFA pero que, lamentablemente, la realidad no va de la mano con lo que se sabe que siempre dio la entidad de La Paternal. Los visitantes son conscientes que llegarán al 15 de Abril con la máxima obligación de tener una alegría ya que es uno de los tres elencos que en menos de 20 días –y si los resultados no se le dan–, podrían descender a la segunda división de nuestro fútbol.

Los Bichitos Colorados están entonados porque vienen de ganarle a una formación alternativa de Boca, pero es el Xeneize al fin, y este triunfo les dio más aire para dar pelea con sus armas leales hasta que termine el campeonato que, si zafa del descenso, deberán replantearse muchas cosas para no volver a sufrir y si pierden la categoría será producto de la pésima gestión que efectuaron los directivos, sin dejar de quitarle responsabilidades al plantel de jugadores que, obviamente, no pensaban nunca llegar a esta etapa con la soga al cuello, pero que la realidad los golpeó duramente.

Algunas frases que reflejaron el pensamiento que tiene este plantel de Unión y de cómo se debe encarar el encuentro de este viernes fue el delantero Claudio Riaño: “Sabemos que cuando un equipo llega con problemas del descenso y el otro no, se comienzan a decir cosas que a nadie le gusta, pero que lamentablemente siempre pasa… Nosotros estamos muy tranquilos porque queremos ganar y seguir subiendo en la tabla de posiciones. Logramos resultados positivos y tenemos que seguir por este camino… Entramos en la recta final del torneo y hay que ganar todo lo que sea para estar lo más arriba posible”, comentó el delantero.

Y en cuanto a cómo llega el equipo contrario, sentenció: “No es para nada lindo vivir esa situación de pelear por no descender, pero nosotros pensamos en lo que debemos realizar dentro de la cancha y el viernes (por ) tenemos que salir a ganar”.

Por como juega uno y las necesidades del visitante, en los papeles previos hay promesa de fútbol abierto. En donde el Tate tiene prohibido dejar puntos en el camino. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR