En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Puede quedar en la historia

Aunque todavia se puede analizar lo que dejó el empate que logró el equipo santafesino el viernes por la noche ante Huracán en Buenos Aires, también es justo informar sobre la probable formación que tiene en mente Leonardo Madelón para el partido que por Copa Argentina jugará ante Atlético Paraná en Rafaela, el próximo martes. Sin embargo, la noticia que en las últimas horas cobró una mayor trascendencia en el mundo Unión es la salida inminente de Mauricio Martínez hacia España, y más precisamente a Real Sociedad.

Incluso tan concreta sería el interés de este equipo europeo, que durante esta semana el mismo presidente Luis Spahn prácticamente ratificó este interés, pero también fue claro en un aspecto y es que por los números que manejarían en la Avenida López y Planes la propuesta que llegaría a Santa Fe del club español en principio no conformaría a los rojiblancos, más allá que no llegaría a ser un número bajo tampoco estaría en el pensamiento de las autoridades santafesinas desprenderse del jugador por ese monto que ya estarían barajando extraoficialmente.

La idea de Unión

Tampoco surgió una voz oficial desde Unión sobre cuál es la idea que se tiene de la cotización de Martínez para los directivos, aunque en las últimas horas Ovación accedió a la información que los directivos pedirían por el volante polifuncional la cifra de tres millones de dólares por el 70% de su ficha.

Esa, en principio, sería la base económica que se baraja en el Tate, y de ahí en más comenzarán las ofertas y contraofertas para que cada parte quede conforme sobre los números que se tendrán sobre la mesa de negociaciones.

Aunque también es importante remarcar que la cifra mencionada debería ser limpia para las arcas de Unión, o sea que habría que especular con un número total de la operación de 4 millones de dólares, según lo solicitado en la Avenida López y Planes.

Con esa semejante cifra y realizando el cambio a la moneda local, no hay ninguna duda que la transacción de Caramelo Martínez será la mejor de toda la historia para el Tatengue, porque quedará por lejos en el podio de las negociaciones que en su momento se realizaron por el delantero Leandro Zárate, cuando fue vendido al fútbol brasileño y después en el tiempo a lo que fue la transferencia de Juan Ignacio Cavallaro.

De esta manera, es evidente que el número que se baraje será incluso altamente superior a lo que en enero de este año terminó ofreciendo por un porcentaje del pase del profesional rojiblanco Independiente de Avellaneda.

Incluso, en la previa del partido ante Huracán, Edgardo Zin, uno de los referentes que tiene el Tate en el área de fútbol, le recordó a este matutino que en la pretemporada que a principios de año hizo el plantel en La Feliz, el Rojo de Avellaneda había puesto como última cifra por una parte del pase del mediocampista 700 mil dólares. En esa ocasión la respuesta rotunda desde Unión fue No, defendiendo así de manera correcta el patrimonio de la institución, política de trabajo que también se hará ahora y no solo por Martínez sino por cualquier oferta que llegue por otro jugador. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR