En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

Santiago Zurbriggen y Claudio Riaño con contratos vencidos

Hay dos jugadores con contratos vencidos en el actual plantel profesional de Unión y en ambos casos, el cuerpo técnico dio el visto bueno para iniciar las acciones de renovación.

Uno es Santiago Zurbriggen, jugador de la casa y con gran sentido de pertenencia, cuyo representante ya tiene arriba de la mesa los números que Unión le ofrece para que siga vistiendo la roja y blanca abastonada.

El otro es Claudio Riaño, delantero que llegó en su momento interrumpiendo el préstamo firmado con Independiente y ahora está vencido. Si bien vino de Avellaneda, ya el jugador no tiene más nada que ver con el Rey de Copas, porque el pase está en poder del empresario cordobés Luis Grillo, que es el mismo que representa a Enrique “Kike” Triverio.

“Tenemos que hablar con Grillo, no con Independiente”, confió hoy un dirigente a El Litoral. Como se sabe, el mercado fuerte de Grillo es —desde hace años— el fútbol mexicano (por eso lo llevó a Triverio al Toluca). Sin hacer locuras, Madelón quiere que Claudio Riaño siga en el plantel, en una línea del equipo donde la nueva posición de Gamba como carrilero, la lesión de Soldano y el fracaso del paraguayo Rodríguez, lo obligarán a Spahn a salir al mercado de pases de invierno en busca de goles.

COMPARTIR