En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Día de reuniones en la AFA por el futuro del FPT y la intervención de FIFA

El vicepresidente de la AFA Claudio Tapia aseguró hoy que "no se habló de dinero" en la reunión con funcionarios de Gobierno pese a que la comisión que integra fue encomendado para buscar más recursos para financiar el próximo campeonato de fútbol.

"No hablamos de dinero", dijo Tapia ante los periodistas acreditados en la Casa Rosada y agregó que "primero hay que recuperar la institucionalidad (de la AFA) y luego empezar a hablar".

Tapia y una delegación que integran entre otros su suegro, el camionero Hugo Moyano y los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio se reunieron con el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis y el titular de Fútbol para Todos, Fernando Marín.

Por la tarde, varios dirigentes de la AFA irán al juzgado de Servini de Cubría, que convocó a una reunión con la intención de consensuar "la participación de todos los actores" en el Comité de Regularización ordenado por la FIFA. Además de los dirigentes del fútbol argentino, también participarán miembros de la Inspección General de Justicia (IGJ) y representantes del gobierno nacional.

Servini, que la semana pasada obligó a desconocer la orden de la FIFA para la creación del Comité de Regularización, busca ahora bajar los decibeles del conflicto (que podría desembocar en la prohibición para clubes y seleccionados del país de jugar competencias internacionales), y colocar un representante de la Justicia y otro del gobierno dentro del nuevo organismo que conducirá a la AFA.

COMPARTIR