En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Que traigan U$S 3.000.000

Más allá del sondeo informal de Rosario Central y la propuesta formal de Lanús —considerada insuficiente—, la opinión de los dirigentes de Unión con Luis Spahn a la cabeza es más que clara en torno a la posible venta de Mauricio Martínez: “Queremos que efectivamente ingresen tres millones de dólares limpios por el pase del jugador”.

Le sobran motivos a los dirigentes tatengues para plantarse en la banca con esa postura: la edad del jugador con un futuro por delante, el muy buen semestre inicial con la camiseta de Unión y la certeza que generó el entrenador Gerardo Martino al confirmarlo en el listado de la Selección Argentina que disputará el mes próximo los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Hasta aquí, más allá del deseo de Rosario Central y la informalidad de su propuesta, lo más serio en el mercado interno había sido la oferta de Lanús por adquirir una parte del pase. de todos modos, también los billetes granates quedaban lejos de lo que Unión pretende.

Nicolás Russo, referente de Lanús, había quedado en hablar con Spahn este fin de semana para mejorar la propuesta, algo que en medio del despelote de la AFA y la final de ayer no ocurrió.

Otro punto que tranquiliza a los dirigentes rojiblancos es la personalidad y forma de manejarse de Mauricio Martínez. “Es un chico muy serio, con los pies sobre la tierra. Tiene contrato vigente en Unión y sabe que si llega la oferta que todos esperan, será transferido”, afirman los dirigentes.

Otro dato, no menor, pasa por las fechas: lo ideal sería venderlo después de que se ponga la camiseta argentina en los Juegos Olímpicos. Además, por ahora, los principales mercados no están activos y es otra “carta” que esperan jugar a fondo.

Mientras esperan esos “3 palitos verdes” por Mauricio Martínez, los dirigentes acordaron la llegada de Leo Sánchez (desde anoche en Santa Fe), que llega con el pase en su poder y se vinculará por dos temporadas con la entidad rojiblanca.

Finalmente, al cierre de esta edición trascendió que se complicó lo de Rodrigo Gómez al Toluca de México por una exigencia de Independiente. El presidente Spahn y Madelón están viajando a Buenos Aires: uno de sus objetivos es convencer a “Droopy” para que se ponga de una vez por todas la camiseta de Unión. Fuente: El Litoral

COMPARTIR