En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Lo que dejó el amistoso ante Rosario Central

Unión se exigió en un amistoso que se jugó en Arroyo Seco y le ganó a Rosario Central por 2 a 1. Abrió la cuenta el equipo local con un gol de Camacho luego de un centro de Fernández. Después marró un penal Rolle (se lo atajó Sosa), pero el enganche tatengue se reivindicó metiendo sendos pases para que Gamba y Andereggen le den cifras finales al partido.

“Son partidos preparatorios, muy parejos, los dos equipos jugamos con mucha concentración. En el primer tiempo nos relajamos un poquito, erramos el penal y estuvimos mejor en el segundo. Central se resintió en el rendimiento con los cambios”, fueron las palabras de Leo Madelón luego del encuentro.

El técnico tuvo palabras de elogio para el pibe Andereggen, quien volvió a marcar (ya lo había hecho ante Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto): “Tuvimos picos altos en el rendimiento, algunos estaban faltos de fútbol. Y en cuanto a Andereggen, volvió a meter un gol. A veces veo que al pibe le falta, pero hay que empezar a pensar seriamente en ese chico”.

Luego se refirió a Martín Rolle: “Si él entiende que tiene que dar el pase rápido, el equipo lo siente y mejora. Si se demora, nos puede agarrar a contrapierna. El paraguayo y el Pipa lo pueden hacer también en esa posición. Vamos a ver, es posible que sumemos un jugador en esa función. Pero terminamos presionando a Central, terminamos más enteros, estamos bien físicamente”.

Está conforme con el rendimiento del doble cinco. En ese puesto, Acevedo y Mauro Pittón son los que arrancarán, seguramente, como titulares. “Ojalá que no tengamos que extrañar a Mauricio Martínez por lo gran jugador que es. Rivero y De Iriondo son las alternativas. Está ordenado el equipo y si todos juntos estamos en sintonía, estamos bien. Si alguno deja de hacer el esfuerzo, nos transformamos en un equipito. Estoy conforme con lo que me vienen mostrando Acevedo y Mauro”, dijo.

Ahondando sobre el último concepto, cuando se refiere a la necesidad de no convertirse en un “equipito”, dijo que “Si equivocamos el camino somos un equipito, pero si entre todos hacemos lo que debemos hacer, si cuando decidimos presionar lo hacemos entre todos, somos serios”.

Volviendo al partido de ayer, dejó algunos conceptos: “Nos agarró muy abiertos el primer tiempo de Central, ellos abrieron bien la cancha pero nos acomodamos luego y jugamos más simples. A veces damos 14 toques para avanzar diez metros, el fútbol es mucho más simple. Se lo dije a los muchachos, que cuando empezamos a darle la pelota a un compañero de blanco, mejoramos”.

En cuanto a los refuerzos, se sabe que la búsqueda apunta ahora a un par de volantes, específicamente un enganche y uno que juegue por afuera. “Nos está faltando. Afuera estaban Nereo, Leo Sánchez y Anselmo, no hay mucho más, pero tengo que ver.

Deberíamos sumar buenos volantes para no quedarnos cortos”, concluyó el entrenador tatengue. Fuente: El Litoral

COMPARTIR