En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Unión tiene la pelota para decidir el clásico

Este lunes al mediodía, los dirigentes de Unión fueron convocados a la reunión de comisión directiva para el próximo miércoles. “El sábado, cuando nos juntamos cerca del mediodía, se habló de hacer la reunión el martes”, dijo una fuente consultada esta mañana por El Litoral. Al final, el día elegido fue el miércoles y hay razones.

Ocurre que para mañana estaba prevista la asistencia del gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, quien despedirá a los atletas que viajarán a Río de Janeiro para participar de los Juegos Olímpicos. Pero esa visita a Unión quedó cancelada y el acto se llevará a cabo en Regatas.

Otro tema es que también mañana se llevará a cabo una importante reunión en Afa. “Luis adquirió un rol importante, es una de las principales voces cantante de los 15 o 20 clubes más chicos de Primera, asumió esa interlocución y le delegaron altas responsabilidades. No puede faltar”, señaló una fuente cercana a Spahn, con quién El Litoral pretendió conversar esta mañana, sin éxito.

En conclusión, Spahn está entre quedarse en Santa Fe e ir a Afa. Si Lifschitz iba a Unión, lo más probable era que finalmente se quedara en nuestra ciudad, reciba al gobernador de la provincia y convoque a reunión de comisión directiva. Pero al cierre de esta edición se decidió convocar para el miércoles, con lo cuál es muy probable que el titular tatengue viaje a Buenos Aires mañana para participar de la reunión de Afa, algo que El Litoral no pudo confirmar.

En ese encuentro de dirigentes se tendría que resolver lo del clásico. La realidad es que Unión “tiene la pelota” y que debería proponer fechas para la disputa de los encuentros entre los tradicionales rivales.

Esto surgió después del encuentro de Luis Spahn y José Vignatti, en el domicilio del primero, donde se consensuó que a las fechas las dispondrá Unión para que, por fin, se jueguen los partidos de cuartos de final.

Hoy no se puede decir a ciencia cierta que habrá partidos. Depende de la decisión que tome Unión, cuya comisión directiva había solicitado el jueves pasado que se le otorgue el paso a semifinales de la Copa Santa Fe y el cobro de los 250.000 pesos que corresponde por ganar la llave.

Las posturas expresadas por los dos presidentes en las entrevistas a El Litoral del sábado pasada, también fueron claras. Vignatti dijo que “Colón nunca dijo que no quería jugar el partido sino que quería postergarlo para setiembre. Aceptamos jugar cuando Unión quiera”. Spahn señaló que “me pesa la opinión y el pedido del gobernador. Si hay partidos, será en el momento que Unión quiera”.

El único punto de acuerdo es este último, el de reconocer todos que a las fechas las va a poner Unión. Pero la realidad es que Unión tiene una presión interna muy fuerte, tanto de su gente como de una parte de la dirigencia que entiende que no se deben jugar los partidos porque Colón fue el que no aceptó disputarlos en las fechas estipuladas y que, por tal razón, debe ser Unión el ganador de la llave.

Desde la organización hay optimismo para que, en definitiva, los partidos se lleven a cabo. Si es así, Unión tiene que buscar las fechas, algo que tampoco resulta sencillo. Están pactados tres amistosos para los próximos diez días: uno será pasado mañana ante Rosario Central en Rosario, otro será el sábado ante Sportivo Belgrano en Santa Fe y el tercero será el miércoles que viene ante Instituto, también en Santa Fe. Queda liberado el primer y segundo fin de semana de agosto (ya el tercero empezará el torneo), pero también hay que ver cuándo lo programan a Unión por Copa Argentina (tendrá que medirse con Unión Aconquija de Catamarca).

Si no hay acuerdo para jugar, la resolución de la organización es que el ganador debe ser Unión. Pero se reitera que hay optimismo y gestiones, sobre todo a nivel gubernamental, para que se le encuentre la vuelta al asunto y se jueguen los dos partidos para determinar quién será el rival de Unión de Sunchales en las semifinales de esta Copa Santa Fe. Fuente: El Litoral

COMPARTIR