En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Licencia a Marcelo Piazza y nada a Emanuel Brítez

Este lunes por la noche, finalmente se llevó la anunciada reunión de comisión directiva del Club Atlético Unión, donde fue rechazada por unanimidad la renuncia del dirigente Marcelo Piazza, se le pidió que —aprovechando un viaje familiar que estaba programado con anterioridad— tome licencia por algunos días y se decidió no sancionar económicamente a Ema Brítez. En cuanto al tema de “las Copas”: por la Copa Argentina se jugaría el 12 en San Francisco y por la Copa Santa Fe la postura sigue siendo “no innovar” (es decir mantenerse en la postura de no jugar, pedir cobrar el dinero y jugar la semifinal con Unión de Sunchales).

El mismo presidente rojiblanco, que tiene una relación muy cercana con Marcelo Piazza —llegó a la directiva de su mano— fue quien ideó la estrategia que aprobó anoche la directiva: 1) rechazar de plano la renuncia presentada; 2) pedirle que, aprovechando el viaje que tenía programado, se tome algunos días más de licencia; 3) que cuando vuelva, retome sus funciones en directiva y en la mesa “chica” del fútbol profesional.

Como se recordará, molesto por lo que consideró una falta de respeto de Ema Brítez —lo acusó de la designación de árbitros sin nivel para los partidos amistosos— en el ensayo del sábado pasado con Sportivo Belgrano, Piazza decidió abandonar el 15 de Abril y presentar la renuncia. Anoche, claro está, no formó parte de la reunión habitual de comisión directiva.

Hay un tema que, por más que se hable formalmente o no, parece no tener retorno ni cambios en el Club Atlético Unión y está vinculado a la postura institucional de la entidad por la Copa Santa Fe.

Como se informó, en un último intento por lograr acercar las partes, la Federación de Fútbol de la Provincia de Santa Fe —con Carlos Lanzaro, a la cabeza— dejó abierta la chance para que los clubes de la capital se pongan de acuerdo en jugar el derby en las próximas fechas Fifa, que es cuando se para el torneo criollo en la Argentina.

En este sentido, la postura de Unión no se modifica: la exigencia tatengue es no jugar, clasificar a la semfinal, enfrentar a Unión de Sunchales y cobrar el dinero. Incluso, si se llegara a dar la doble eliminación y la desaparición de la llave, el club está dispuesto a iniciar acciones legales contra la Federación, que es el ente que organiza y es responsable del certamen (en este punto, hay que aclarar que el gobierno apoyó, como a otros tantos eventos, pero no es quien organiza).

“Ya no hablamos más de la Copa Santa Fe, la postura es una sola y más que clara”, admiten por lo bajo los dirigentes rojiblancos. Fuente: El Litoral

COMPARTIR