En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Martín: "Unión no le debe un solo peso a la AFA: está 0 a 0"

El ahora vicepresidente de Unión, Marcelo Martín, está metido adentro de la verdadera “cocina” del fútbol argentino. Radicado en la Capital Federal desde hace años y por cuestiones profesionales, se ganó un lugar indiscutido. Es un dirigente del interior respetado por todos. Y en ese puesto estratégico, además de cuidar los derechos de Unión, fue designado como integrante en la famosa “mesa chica” del fútbol argentino.

Para que la gente entienda: Armando Pérez es el normalizador/interventor que designó la AFA. Al desaparecer la figura del viejo comité ejecutivo, se creó una Mesa de Enlace que le traslada a Pérez las inquietudes de todos los clubes. Ayer, después de varios días de reuniones, las gestiones llegaron a buen puerto: se anunció la vuelta del fútbol este fin de semana. Algo que se oficializará hoy de parte de los clubes del ascenso y del gremio de los futbolistas. En declaraciones al programa radial “ADN gol”, Marcelo Martín dijo lo siguiente:

—¿Qué fue lo más importante que se consiguió para llegar a un acuerdo?

—Se recuperó el monto de inversión de 1.250 millones de pesos para terminar el semestre y eso fue un logro. En el caso de los futbolistas, Sergio Marchi se fue de la reunión con una certeza: la AFA se hará cargo de las deudas de todos los jugadores.

—Y en el caso del ascenso, que era quien planteaba las mayores objeciones, ¿qué solución recibe?

—Hay una decisión de subsidiar en un tercio la transportación de cada delegación y también los operativos policiales: la idea es que se pague al costo, sin los adicionales.

—¿Hay condicionamientos?

—Sí, claro que los hay. Hay una escala de dinero que se depositará para los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre. La cuota más importante, la de diciembre, es de 350 millones de pesos. En este punto hay que ser claros: los clubes que tienen deudas, deberán presentar en un plazo de 60 días un plan de pagos para ir limpiando esa deuda.

—El famoso fair play económico o financiero, con premios al que está al día y castigo al que debe...

—Nadie descubrió la pólvora ahora. Siempre estaba el marco teórico, pero nunca se llevaba a la práctica.

—¿Cómo calificás la deuda de los clubes con la AFA?

—Hay de todo. En principio, unas ocho instituciones estarían en la línea de deuda de 40 millones de pesos para arriba. Con los valores que maneja el fútbol profesional, si se hace un compromiso serio a futuro se puede solucionar.

—¿Qué se puede decir de los números de Unión con la AFA?

—Estamos 0 a 0.

—¿Cómo?

—Sí, hay una lista que nos duele, porque aparecemos debiendo seis millones de pesos y esa información es incorrecta. Una vez que no debemos, queremos gritar orgullosos que no debemos nada.

—¿Por qué Unión no debe nada?

—El primer cálculo es automático: la AFA le retuvo dos meses de pago de Fútbol para Todos y eso sólo son seis millones de pesos a favor de Unión. Y de ahí surge solito el 0 a 0. Pero además hay datos que no son correctos.

—¿Cómo cuáles?

—Los momentos que se toma un corte. Nosotros resignamos un monto de los ingresos de AFA que se descuenta de la deuda histórica con la familia de Ángel (N.de R.: Ángel Pedro Malvicino, ex presidente histórico de Unión). Pero después hay montos que se forman por las multas de los técnicos cuando los expulsan, las sanciones cuando tiramos bengalas, bombas o nos trepamos al alambrado. La gente cree que con esas cosas no pasa nada, pero Unión las fue pagando.

—¿Qué injusticia se comió Unión a modo de “garrón” respecto a otros clubes de Primera?

—Se lo dije el otro día a un dirigente de un club que peleó con nosotros la permanencia. “Unión se comió dos descensos por no hacer locuras con la plata y estamos en la misma bolsa que él que llevó jugadores a granel”. En el torneo pasado, queríamos a Elizari con Madelón: se lo llevó Quilmes a cambio de 250.000 pesos por mes. La realidad es que Elizari no cobró un solo sueldo y nosotros nos reforzamos en ese puesto con el jugador que podíamos pagar. Fuente: El Litoral

COMPARTIR