En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

Rolle: “Lo más importante era ganar”

Martín Rolle adelantó lo que viene para Unión: el sábado (sin horario definido todavía), deberá enfrentarse a Estudiantes de La Plata por los octavos de final de la Copa Argentina: “Se viene un lindo partido. Sabemos que en la Copa Argentina son todas finales, la vamos a tomar como tal, y Estudiantes es un equipo con mucha jerarquía, que mantuvo la base del torneo pasado, y tiene jugadores que están pasando por un buen momento, pero pienso que quien se levante mejor ese día, sea más ordenado y más concentrado, va a tener más chances de pasar de fase”.

Por sus dotes futbolísticas, Martín Rolle es el hombre indicado para tratar de generar juego en el elenco de Unión. Al no haber sido un buen partido, ya que la fricción fue la constante, es fácil suponer que la zurda del talentoso mediocampista no fue tan preponderante. El mismo jugador lo reconoció después del triunfo: “No fue uno de mis mejores partidos”, dijo.

“Lo más importante era ganar. Era la primera fecha, después de mucho tiempo sin jugar. Quizás no se haya jugado como se jugó el otro día por la Copa Argentina, que mostramos algo más de fútbol, pero hoy (por ayer) se notó mucha actitud, el equipo estuvo muy ordenado, aguantando bien en defensa, y sumamos de a tres, que era fundamental. Ellos plantearon el partido en la lucha constante. Cada pelota era peleada, nosotros no nos quedamos atrás, estuvimos firmes, y pudimos aprovechar la situación que creamos”, agregó el volante ofensivo.

—¿Te incomoda esta clase de planteos del rival?

—Sí, por supuesto. En la mitad de la cancha te cagan a patadas, es la realidad. Había que jugar rápido y estar muy atentos, pero cuando no se puede jugar hay que meter y sacrificarse, así es el fútbol argentino.

COMPARTIR