En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Abrazarse a la historia

Unión por primera vez en su historia pasó tres rondas de Copa Argentina. A veces muchos equipos ningunean este tipo de competencias, donde el dinero por sortear rivales es importante, pero más trascendente es el premio final: acceso directo a la Copa Libertadores 2017.

Así como en las ediciones anteriores había quedado eliminado en los penales, ahora le toca saborear las mieles del triunfo por la misma vía en dos de los tres partidos que jugó. Con un promedio respetable desde que regresó a Primera (ocupa el 11º lugar de 30 equipos), los rojiblancos supieron entender la importancia de jerarquizar este proceso en otra competencia que exceda el torneo casero.

En tren de superarse, este plantel que comanda Madelón va en búsqueda de dar el salto internacional.
Tuvo una chance con Aldosivi el año anterior pero no pudo ser. Ahora, ingresando al selecto grupo de los mejores 8 de Copa Argentina, con un buen inicio de torneo, los pasos son planteados cortos, aunque la ilusión del hincha explota y las mieles del triunfo cada día tienen mejor sabor.

COMPARTIR