En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Achicaron la agenda de Leonardo Madelón

Mientras al cierre de esta edición el mismo Leonardo Carol Madelón confirmaba, sin misterios, los once titulares para jugar este domingo a las 15 frente a Belgrano de Córdoba en el estadio 15 de Abril, el llamado Mundo Unión se sorprendió cuando en las últimas ayer llegó desde la casa de calle Viamonte una nueva desprolijidad del calendario en el fútbol argentino: además de adelantarle una hora el partido con los Piratas, le cambiaron en varios días -y para peor- el juego en la provincia de Mendoza frente a Godoy Cruz Antonio Tomba.

Como se sabe, un programa oficializado desde la AFA apenas algunas horas antes confirmaba Unión-Belgrano para el domingo 25 de septiembre desde las 14 y Godoy Cruz-Unión en Mendoza para el lunes 3 de octubre a las 21.15. Finalmente, no se respetaron ninguna de las dos cosas.

Por un lado, lo ya dicho: el partido de este domingo arrancará a las 15 en el estadio de López y Planes. Ése es el primer cambio. Pero el problema de fondo es que cambiaron —por cuatro días— el partido en el estadio de Mendoza, que no irá el lunes 3 de octubre como estaba programado sino el viernes 30 a la noche.

Así las cosas, la agenda de Leo Madelón quedó totalmente apretada, a tal punto que Unión juega el domingo, descansa el lunes y prácticamente “debe” subirse a un micro para estar concentrado el jueves en Mendoza para jugar el viernes.

El dato no menor es que Unión está “obligado” sí o sí a desandar los casi 1.000 kilómetros por vía terrestre. ¿El motivo?: el aeropuerto de Mendoza, llamado El Plumerillo, estará cuatro meses cerrado por refacciones, por lo que todo se complica, ya que los dos aeropuertos cercanos alternativos: uno es San Juan, en su capital; el otro es San Rafael, en la misma provincia de Mendoza, están sin margen de aprovechamiento (están colapsados). Por lo tanto -ante esta situación-, la idea, para darle más descanso al plantel tatengue, de armar un vuelo especial chárter desde el aeropuerto de Sauce Viejo quedó rápidamente en la nada.

Sin margen para inventar algo, la ingeniería parece ser muy clara para el cuerpo técnico de Madelón: jugar este domingo ante Belgrano, descansar, subirse a un micro, concentrar y volver a jugar en Mendoza. Esta vez, por lo visto, no le queda otra. Fuente: El Litoral

COMPARTIR