En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

Genaro Peresutti, el alcanzapelotas que se ganó la tapa

"El arquero de Rafaela (Lucas Hoyos, justo un ex Newell's) me quiso quitar el papelito y le dije que no me comprometiera", confió Genaro Peresutti en la caminata por las instalaciones tatengues hacia atrás del arco en el que fue actor de reparto importante del protagónico que cumplió Sebastián Sosa en la clasificación de Central a los 8º de final de la Copa Argentina en la definición por penales, con dos atajados por el uruguayo, que acertó hacia dónde tirarse en los cuatro remates gracias al papelito preparado para la ocasión.

El pibe tiene 15 años y fue elegido al azar por el arquero canalla, quien luego le reconoció la ayuda regalándole la camiseta: "Me la trajo al vestuario, me la prometió y cumplió. Fue un honor y la tengo en mi departamento, no la traje porque los directivos me pidieron que no saliera en fotos con otros colores que no sean los de Unión", explicó este chico que juega en la 8ª división tatengue. Un ocho de buen manejo de pelota, según confiaron sus compañeros de la categoría 2001 que habilitaron su teléfono para que Ovación lo contactara.

"En el papel estaban los nombres de los jugadores de Rafaela y flechitas para uno y otro lado, que era para donde tenía que tirarse el arquero. En el segundo penal me dijo que yo le dijera directamente, que confiaba en mí, pero era mejor que se fijara él", contó el pibe que hace 5 años juega para el equipo rojiblanco, que se lo llevó a Santa Fe "después que me vieron jugar un partido amistoso en mi pueblo, San Justo. Al principio viajaba para jugar, pero hace dos años me vine y en el primero viví en la pensión pero este año me fui con otros cuatro compañeros a un departamento que está acá a una cuadra del estadio, igual sigo comiendo acá con los chicos", agregó Genaro en el diálogo con Ovación a las 11 de ayer apenas llegó caminando al estadio 15 de Abril y posó también con el escudo de fondo y los colores rojo y blanco, los mismos que lucía en Colón de San Justo.

"Jugué varios partidos contra Central y me fue bastante bien. Pero este año todavía no nos enfrentamos", comentó el volante que ayer iba a practicar a las 14 y hoy jugará por la Liga Santafesina. Y entre sonrisas respondió: "No creo que por esto me quieran llevar allá", y además contó que "estoy muy bien en Unión, estoy cerca de San Justo, donde están mis viejos y mis tres hermanos".

Y mientras se asomaba a un improvisado papelito escrito como fue el que tenía preparado el que le confió el arquero auriazul, y con una sonrisa pedida por el fotógrafo de La Capital, Genaro cerró: "Tuve la suerte de estar ahí porque me eligió el profe (Fernando Ríos) de mi categoría, que la dirige Aldo Spagnol, y que Sosa me dijera a mí porque estaba al lado del arco alcanzando las pelotas. Y cómo le iba a decir que no, sólo era tenerle un papel (había un viento bárbaro que podía volárselo), aunque los hinchas de Rafaela me gritaban y el arquero me lo quiso sacar". Fuente: La Capital

COMPARTIR