En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Fernández: "Le perdí el respeto"

El gesto fue evidente: cuando Federico Beligoy interpretó que el foul de Augusto Batalla sobre Lucas Gamba en la puerta del área no fue tal, Nereo Fernández abrió y cerró su puño en reiteradas ocasiones y metiéndose la mano en un virtual bolsillo, mirando a una de las cabeceres del José María Minella. Y si bien se puede interpretar como una reacción en caliente por la intensidad del juego, el arquero mantuvo la misma perspectiva sobre la jugada que pudo haber cambiado el destino del resultado: "No estoy arrepentido del gesto, para nada. Es algo que ya habíamos hablado con el plantel. El arbitraje iba a jugar papel fundamental y lo hizo. En la jugada de Gamba con el arquero, es un roce donde Batalla nunca toca pelota y Beligoy no hizo nada, por eso nuestra calentura. Se equivocó y feo".

"No sé si a propósito pero era una jugada fundamental para nosotros. Ni foulcito cobró. Hasta este momento lo respetaba a Beligoy, ahora le perdí el respeto. Perdí todo tipo de confianza hacia él", expresó el uno en La Red (AM 910). Y agregó: "Tengo carrera de 16 años en Primera y me la gané sólo. Era una jugada fundamental y el árbitro miró para otro lado. Me agotó la paciencia. Cuando ellos se equivocan, son muy pocos los que reconcen. Esa jugada fue clave".

Por su parte, Beligoy advirtió que informará el gesto al Tribunal de Disciplina, aunque no es algo que preocupe a Fernández: "Que venga lo que sea. Fuimos perjudicados y no tengo más respeto por esta persona. Si se ponen a pensar, en pocas fechas nos cobraron cuatro penales en contra. Muy seguido nos están perjudicando y agota".

COMPARTIR