En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Gamba: "Un equipo laburador contra uno bárbaro"

Las sensaciones de Lucas Gamba son las mismas que tienen todos en Unión por el trascendental partido ante River. Los hinchas esperan con efervescencia la histórica posibilidad de pasar a las semifinales de la Copa Argentina. Y el delantero no está ajeno a ese clima. “Queremos seguir en la Copa. River es punzante arriba, tiene mucha velocidad, jerarquía y jugadores de renombre. Es un equipo bárbaro, bah, y ataca mucho.

Pero nosotros somos un equipo laburador y necesitamos ganar”, hizo el contraste el mendocino desde la concentración en Mar del Plata, adonde el plantel viajó luego de la derrota ante Tigre en Victoria. “Tengo mucha expectativa por jugar esta instancia. Sabemos que será un partido difícil y también que debemos estar concentrados los 90 minutos, aprovechar las situaciones, ser finos y tratar de convertir rápido para complicarlos“, le enumeró prioridades a Olé.

Gamba, que llegó a Unión en julio de 2014, tiene la particularidad de marcar goles significativos: le convirtió a Temperley en la BN el día del ascenso, decretó el 4-3 ante Boca en la Bombonera y también definió el último clásico ante Colón, el 23 de abril, a tres minutos del final. “Me encantaría convertir contra River pero vivo el día a día. Si me va mal, en el futuro los goles anteriores no servirán de nada. No puedo vivir del pasado.

Yo quiero ganar porque es una Copa que cada vez tiene más prestigio. El club nunca estuvo en esta instancia y para el grupo sería espectacular”, dijo el punta. En 73 partidos convirtió 15 veces y una de ellas fue a River, el 2-2 del año pasado en el Monumental, aunque sabe que esta vez la historia será muy distinta. “Ante un equipo alternativo de River, fue muy bueno por la remontada que tuvimos, porque habíamos hecho un muy mal primer tiempo (0-2) y en el segundo tuvimos una actitud impresionante y lo levantamos. Pero acá la historia es otra, el que pierde se va a la casa”, remarcó. Si bien sabe que Unión no llega de la mejor manera y que un punto sobre 12 en el torneo sabe a muy poco, el delantero sostiene que los antecedentes no cuentan. “En el campeonato no tuvimos buenos partidos y nos preocupan los puntos que se nos escaparon porque la idea era prendernos. Pero no va a tener influencia. Contra River es un partido aparte”.

COMPARTIR