En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

La palabra de Anselmo

Después del encuentro, y mientras se disputaba el partido de la Reserva Tatengue ante los suplentes de Madelón, el delantero y uno de los goleadores de la mañana, Federico Anselmo, analizó lo que fue el encuentro ante Cultural de Crespo.

"Fue un partido en donde nos sirvió a todos para sacar conclusiones pensando en el encuentro del lunes de la otra semana contra Quilmes. Más allá del resultado que logramos, el balance viene por la forma de jugar que tuvimos y creo que desde ese aspecto logramos tener un buen funcionamiento, sobre todo creando y marcando las jugadas de gol que tuvimos", enfatizó el centrodelantero que volvería a la titularidad en reemplazo de Nicolás Andereggen.

Justamente con esta posibilidad que tiene el exhombre de Estudiantes de La Plata para volver a la titularidad, es que se refirió a su salida de la formación principal en el encuentro anterior ante Godoy Cruz de Mendoza. "Acá estamos todos para sumar y, además, el camino es muy largo para todos, sin dejar de lado que estamos jugando en dos frentes... No me molestó salir en su momento del equipo y si tengo que volver lo haré con todas las ganas. Tenemos desafíos importantes y debemos afrontar las decisiones que tome el entrenador", analizó.

Otro de los puntos que hay que destacar en la formación que jugó ayer fue la solidez en el fondo que tuvo el sistema propiamente dicho. Ahora la cabeza está en Quilmes. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR