En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

Leonardo Madelón moverá el plantel y pondría un mix en Victoria

Se viene una semana movidita para Unión y Madelón piensa en qué es lo mejor para su equipo. Si el resultado del lunes pasado hubiese sido victoria, quizás otra cosa daría vueltas por la cabeza del entrenador. Pero como Unión empató y sacó sólo un punto de los últimos 9 que disputó, no sería descabellado pensar en apenas algunos retoques en el equipo.
Por lo pronto, el entrenamiento de hoy trajo como buena noticia la presencia de Nereo Fernández, de quien se dijo que tenía un cuadro de apendicitis, algo que fue desmentido esta mañana por el propio jugador.

Apuntando al encuentro del domingo a las 16 ante Tigre, en Victoria, Madelón decidió en primera instancia que viaje la totalidad del plantel. Como segunda medida, hará cambios aunque posiblemente mantenga a varios de los que vienen jugando como titulares.
Habrá que esperar la decisión que se tome respecto de García Guerreño —quien se retiró mareado en el entretiempo del encuentro ante Quilmes— y de Leo Sánchez, que fue duda hasta el día previo al partido del lunes pasado.

Hay algunos jugadores que podrían tener un lugar en el equipo titular. Uno de ellos es Bruno Pittón, que hoy ha relegado la titularidad a manos de Nahuel Zárate; otro podría ser el “Pipa” Villar y no habría que descartar a De Iriondo, Vadalá y a algunos de los juveniles, como Algozino y Andereggen, que ya tuvieron la chance de jugar como titulares.

Otra de las cuestiones a resolver por el entrenador, es la del esquema. ¿Seguirá con el 4-2-3-1 o jugará con un 4-4-2, tal como lo hizo en el primer tiempo ante Lanús y en el encuentro ante Godoy Cruz?, es el interrogante que Madelón deberá develar y que se sabrá a partir, fundamentalmente, de la confirmación del equipo.

Unión ha conseguido algo menos del 50 por ciento de los puntos, pero al margen de ello, no ha sabido aprovechar la importancia de la localía. En este aspecto, se encontró con un fixture ligeramente “accesible”, ya que recibió a Olimpo, Aldosivi, los suplentes de Belgrano y Quilmes, hasta ahora; y luego, vendrán Sarmiento de Junín y Temperley. La realidad indica que de 12 puntos jugados en la avenida, Unión apenas rescató 5, producto de la victoria ante Olimpo y los dos empates contra Aldosivi y Quilmes.

Si bien la prioridad está puesta en el encuentro ante River del jueves que viene en el estadio mundialista José María Minella de Mar del Plata, no hay que obviar lo que pueda ocurrir el domingo en Victoria, por muchos motivos. Uno de ellos es encontrar un buen envión anímico para luego jugar ante River por la Copa Argentina; el otro, no olvidarse que Unión tiene hoy un promedio holgado, pero que en este y los años sucesivos habrá cuatro descensos, por lo que hay que engordar el promedio y todos los partidos que se jueguen son importantes. Fuente: El Litoral

COMPARTIR