En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Villar: "De local nos cuesta mucho"

Uno de los puntos positivos que tiene esta semana de trabajos para los Tatengues, y sobre todo sabiendo que este fin de semana no habrá fútbol oficial por el torneo local –ya que hay fechas por las Eliminatorias Sudamericanas–, es la recuperación física de Diego Villar después de que quedara fuera del encuentro del fin de semana pasado ante Godoy Cruz de Mendoza por el golpe que recibió en el cotejo ante Belgrano de Córdoba.

Por eso, en estos días de preparación física y futbolística, Ovación conversó con el Pipa sobre varios aspectos que están relacionado con su presente en este plantel que comanda técnicamente Leonardo Carol Madelón; uno de los primeros puntos que tocó es lo que está costando jugar bien y conseguir resultados de local.

Lo de Unión es un claro ejemplo porque, de los tres partidos que hasta ahora disputó en su cancha cosechó los tres resultados posibles: ganó (Olimpo de Bahía Blanca), empató (Aldosivi de Mar del Plata) y perdió (Belgrano de Córdoba).

"Hay una realidad en el fútbol argentino y es que el equipo visitante tiene muchas más opciones de gol que el local. Un ejemplo nuestro fue por Copa Argentina contra Lanús, donde en el segundo tiempo tuvimos tres o cuatro opciones claras contra el arco de ellos..., pero en Santa Fe nos costó mucho. En la primera fecha ganamos 1-0 pero no tuvimos una buena actuación; después contra Aldosivi pasó lo mismo y la última contra Belgrano igual. Pero si analizás cómo se está jugando, no solo a nosotros nos está pasando, hoy está claro que el equipo que toma la iniciativa la tiene complicada".

Y en lo que justamente se está trabajando pensando en el encuentro ante Quilmes, es en esa recuperación que necesita mostrar la formación tatengue luego de las dos caídas en serie. Al respecto, dijo: "De la única manera que se logran los cambios es trabajando duro y es lo que hacemos todos los días, porque somos los primeros en admitir que no venimos jugando bien de local y somos conscientes de que debemos revertir eso".

—¿Cómo lo analizás en la actualidad de Unión, más allá del último partido?

—Creo que las cosas se vienen haciendo bien, están apareciendo muchos chicos de las inferiores y eso es muy bueno para el futuro del club. Además hay una relación bárbara entre los más jóvenes y los que ya tenemos experiencia. Eso es muy bueno para aportar al crecimiento de ellos... Desde la dirigencia hay un compromiso de darle valor a las inferiores y eso a la larga tiene sus resultados, pero hay que ir siempre de a poco y sabiendo que también tiene su tiempo.

—¿Qué aspectos positivos y negativos existen cuando se juega con varios chicos al mismo tiempo que vienen de las inferiores?

—Eso es relativo, porque por ejemplo nosotros tenemos a (Nicolás) Andereggen, que sabe cómo acomodar el cuerpo y hacer jugar a los costados, es potente. (Lucas) Algozino y (Walter) Bracamonte creo que demostraron que están en condiciones porque desequilibran, pero van de a poco y eso sirve; ni hablar los hermanos Pittón. El futuro de Unión con los chicos de la institución va por buen camino y ellos saben que siempre hay que mejorar y escuchan todo lo que les decimos, porque son conscientes de que si tienen en la cabeza llevarse todo por delante no lograrán nada.
Está claro que las palabras de un hombre con una gran experiencia en el fútbol argentino como Pipa Villar en este grupo es vital desde todo aspecto. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR