En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

AFA se pone firme: los clubes deudores no podrán traer refuerzos

La  Asociación del Fútbol Argentino (AFA) publicó el pasado jueves en su boletín oficial la resolución respecto de los clubes deudores de distintas categorías.

El Comité de Regularización espera que las instituciones acuerden un plan de pago en el corto plazo, de lo contrario, no podrán realizar incorporaciones en el mercado de pases de verano.

“Aquellos clubes que no presenten su Plan de cancelación de deuda hasta el 18 de noviembre próximo se les abrirá un expediente en el Tribunal de Disciplina, no cobrarán la cuota correspondiente a diciembre y no podrán incorporar jugadores en el próximo registro de transferencias”, publicó el máximo organismo del fútbol argentino.

El 18 de noviembre es la fecha límite para presentarse en AFA a regularizar la situación financiera.

Dentro de estos clubes que no se han presentado a regularizar la deuda en Primera División sólo está Olimpo de Bahía Blanca, en la B Nacional Almagro, Los Andes, Chacarita y Nueva Chicago.

COMPARTIR