En el estadio “Florencio Sola”, Unión perdió 3 a 1 ante Banfield. Los autores de los goles fueron Lucas Gamba, Darío Cvitanich, Nicolás Bertolo y Emanuel Cecchini. Mala actuación del elenco de Juan Pablo Pumpido. Lo único rescatable fueron los primeros 10 minutos, donde Unión ganaba 1 a 0 y llegó más de una vez para poder aumentar la diferencia. Mal las marcas, pases imprecisos. Una línea de defensiva que tuvo grandes errores en los 3 goles. No hay un orden, todo el equipo esta desordenado. A Lucas Gamba lo ves recuperando pelotas en el medio, los defensores luego de una pelota parada en el área no regresan. Se empiezan a ver los pelotazos a ningún lado, pases para atrás con el arquero. Y con respecto al tercer gol, no se llega a ver bien si es falta a Nereo Fernández, pero creo que antes de tirarse y pedir falta, hay que dejar la vida para que la pelota no entre. Cuanto antes hay que cambiar el chip y arrancar de cero. Con esta derrota, Unión queda con 23 unidades (6 victorias, 5 empates y 6 derrotas)

¿Alejandro Sabella en los planes de Unión?

Primero fue un rumor, pero con el paso del día se fue transformando en una noticia. “Averigüen, pero en Unión anotaron el nombre de alguien que, si viene, hará muchísimo ruido”. Y el nombre es el de Alejandro Sabella, el ex entrenador de la selección argentina, quien desde el subcampeonato del mundo logrado en 2014 con la selección, desechó varios ofrecimientos y se recupera de una enfermedad.

La noticia es que el nombre de Sabella está presente en una lista. Como se informó, los nombres sobran pero hay pocos que generen consenso. Uno de ellos es Luis Zubeldía, quien también tiene pro y contra. Pero lo de Sabella genera un golpe de efecto importante, sin dudas.

Desde el entorno del ex técnico de la selección señalan que es difícil que vuelva a trabajar, pero por otra parte, otras versiones indican que quiere hacerlo en un club en el que pueda estar tranquilo y sin demasiadas presiones, trabajando además en el marco de un proyecto que lo seduzca.

Si Sabella vuelve o no a trabajar y si viene o no a Unión, lo dirá el tiempo. Pero que el nombre está, nadie puede desmentirlo. Fuente: El Litoral

COMPARTIR