En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

En el nombre del padre, es el turno del hijo en Unión

Con dos pibitos de la reserva y con el tremendo respaldo que significa la figura del propio presidente Luis Spahn arriba del micro, el plantel profesional del Club Atlético Unión ya llegó a Tucumán, para lo que será mañana —a las 21.15 contra Atlético— el debut del interino Juan Pablo Pumpido en reemplazo del renunciado Leonardo Carol Madelón. Otros dirigentes de la mesa chica del fútbol profesional llegaban mañana, saliendo directamente en coche desde Santa Fe.

“Cada vez que pasa algo así como lo de Leo, que hace ruido, Luis toma la decisión de subirse al micro y estar con el plantel”, explicaba hoy a El Litoral uno de los “delfines” del pope máximo tatengue.

Es poco lo que se puede decir de lo futbolístico y mucho lo que genera la periferia del Mundo Unión por estas horas después del alejamiento de Leonardo Carol Madelón, casi tres años después de llegar con el equipo en la mitad de la tabla del ascenso y devolverlo al otro año a Primera.

Con el único cambio de Lucas Gamba en reemplazo de Guido Vadalá, el 4-4-2 será el sistema elegido por Juan Pablo Pumpido. Con las bajas de los experimentados Leo Sánchez, Nelson Acevedo y Martín Rolle, además del refuerzo más nombrado como Federico Anselmo, el DT interino metió mano “lo justo y necesario”, sin grandes cambios de cómo se jugó para ganarle a Sarmiento de Junín.

En cuanto a lo otro, a lo que ocurrirá “El día después de mañana” —como en la película—, hay dos certezas inmodificables:

— 1) Hay una opinión generalizada de proteger, reservar y preservar la figura de Juan Pablo Pumpido, porque los dirigentes están convencidos de que el trabajo que está haciendo en reserva es fantástico y porque creen que es “el técnico del futuro en Unión”.

— 2) Hasta ahora, entre los entrenadores ofrecidos y buscados desde que se fue Madelón el martes, no aparece un nombre que pueda satisfacer las necesidades que los dirigentes quieren para reemplazar a Leo. Está claro que se siguen ofreciendo y que la mesa de fútbol profesional sigue buscando por todos lados. “Los que no corren, por el momento que pasamos, son los entrenadores extranjeros”, reconocen desde adentro.

Por más que el propio Pumpido hijo no cree estar “a prueba” en el partido de mañana, una de las posibilidades es que Unión juegue bien y obtenga un buen resultado (no perder o ganar). Si eso pasa y el nombre de experiencia no aparece, ¿tendrá chances Juan Pablo Pumpido de volver a salir al banco contra Temperley en Santa Fe dentro de 15 días cuando vuelva el fútbol después del parate por las Eliminatorias? Son preguntas que hoy, en el Mundo Unión, no tienen respuestas.

Unión irá mañana, con su cuerpo técnico interino, a una cancha donde quedará gente afuera, ya que el Monumental Decano vivirá la fiesta con 35.000 almas en las tribunas para festejar la clasificación a la Copa Libertadores.

En el nombre del padre (Nery Alberto), hoy le llegó el turno al hijo (Juan Pablo) de Pumpido en Unión. Justo después de Madelón. Por todos estos condimentos, el de mañana no es un partido más para el “Tate” en el Jardín de la República. Fuente: El Litoral

COMPARTIR