En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Incompatibilidad de funciones

Como se sabe, desde hace dos semanas el nombre apuntado por la dirigencia Tatengue para volver a utilizar el cargo de manager fue el de Luciano Zavagno, quien vistió la casaca en el tan recordado ascenso de 1996.

En las últimas horas Lucho, actual scowting de Chelsea de Inglaterra, se reunió en Santa Fe con el presidente Luis Spahn. En dicho cónclave, le comunicó al máximo directivo de la Avenida que hoy no puede aceptar la interesante propuesta que se le realizó, debido a la relación laboral que tiene con la institución europea.

"El proyecto que tiene Unión es muy importante y me gustaba ser uno de los integrantes de esa idea que están proyectando los dirigentes, pero no puedo cortar mí vínculo con el club inglés, porque además ellos pretenden que yo respete lo que está firmado y creo que es justo que respete lo que acordamos en su momento", le contó a Ovación uno de los protagonistas principales de la reunión, Luciano Zavagno.

Justamente, en lo que respecta a su presente laboral, aseveró: "Hace poco me reuní en el país con la gente de Inglaterra y me propusieron ser la cabeza de un grupo de trabajo en Sudamérica. Esto significa mucho para mí, porque seguramente están conformes con mi función, sobre todo sumando que me darán más responsabilidades ahora".

—¿Era imposible realizar las dos funciones?

—Creo que hubiera sido una falta de respeto si trabajaba para Unión y Chelsea, más tomando en cuenta cuáles iban a ser las funciones. Además, Chelsea no me permite realizar la tarea de manager. Los dos trabajos a la vez son incompatibles.

Después de contarle a Ovación los motivos por los cuales no accedió a la propuesta de la directiva santafesina –dejando bien claro que la negativa de volver a Unión en ningún momento tuvo que ver con la oferta que se le realizó por parte de Spahn–, Zavagno se refirió directamente a las sensaciones que le dejó la charla con el directivo.

"A Luis (Spahn) lo vi con muchas ganas de buscar un manager para esta etapa en donde, deportivamente, creo que es el momento justo para comenzar a trabajar con gente de la institución, que sea hincha o que con su paso se haya identificado con los colores".

—¿Qué idea tenía la gente de la Avenida si te sumabas a los trabajos en Santa Fe?

—En principio iba a tener la función de manejar el fútbol profesional, ser un nexo. Espero que en algún momento pueda volver a la ciudad y a trabajar en Unión, porque todos saben lo que siento por estos colores.

A lo que inmediatamente también, añadió: "Más allá que las ganas estuvieron, hay un presente y es que Chelsea no rescindirá mi contrato de tres años. La idea era muy buena y dejo siempre la puerta abierta, porque sé que yo voy a trabajar en esta institución que tanto quiero y que me dio tanto cuando fui jugador. Además, saben que si les puedo dar una mano en lo que sea y esté a mi alcance, lo haré con mucho orgullo, pero por ahora no en el cargo que me ofrecieron".

—¿La figura de manager o director deportivo es vital para el esquema de trabajo en el fútbol profesional?

—De eso no hay dudas y, como tal, es una gran responsabilidad para la persona que se designe para ese cargo. Lamentablemente no podía trabajar a la par con mi función actual en Sudamérica representando a Chelsea.

El presente indica que por ahora la vuelta de Zavagno a Unión no se hizo, pero está más que claro que Lucho sabe que en su futuro laboral está anotado un nombre: Unión. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR