En Unión no quieren que se vaya nadie hasta Junio

Desde Uruguay, donde está de vacaciones, Matías Fidel Castro -el eterno arquero suplente de Nereo Fernández- dice que le gustaría ir a un club con el arco en blanco para poder atajar. Desde Buenos Aires, donde está junto a su familia, Martín Rolle afirma que tiene un ofrecimiento a dos años en Chile, algo que sería superador en lo deportivo y en lo económico. Siguiendo con rumores, los medios cordobeses afirman que ante la salida de Mauro Óbolo de Belgrano, la exigencia de Leonardo Carol Madelón pasaría por pedir la ficha de Franco Soldano. Finalmente, el mismo zaguero García Guerreño deslizó un interés de Independiente.

Más allá de que la respuesta ante la consulta de El Litoral es la misma (“no llegó nada formal por ningún jugador de Unión”), la idea de los dirigentes y del cuerpo técnico es que no se vaya nadie del actual plantel hasta el mes de junio de 2017 que es cuando termina la temporada extendida de Primera División.

“Lo ideal es que no se vaya nadie y que se puedan sumar dos refuerzos como permite el reglamento. Vamos a ver cómo arranca el mercado, por ahora nadie hace nada, ni para vender ni para comprar”, comentan los dirigentes.

Como se sabe, Unión tiene todo acordado y diagramado en cuanto a los pasos a seguir en el 2017 cuando vuelvan los futbolistas profesionales de la mano de Juan Pablo Pumpido: retorno en Casasol, viaje posterior a Mar del Plata, diez días de arena, dos amistosos en “La Feliz” y dos juegos de ensayo más al retornar en Santa Fe.

En cuanto al diagnóstico de los refuerzos, el Tate saldrá al mercado de pases para buscar un “8” que pueda ser opción para este muy buen nivel de Lucas Algozino y un delantero más para el bloque de ataque.

Si bien no hay, por ahora, ninguna gestión oficial iniciada, comenzaron los trascendidos de nombres: Gabriel “Keko” Gudiño, hoy en Atlético Rafaela, comenzó a sonar por López y Planes.

Gudiño, que hace medio año jugaba el Federal “A” para Libertad de Sunchales, llegó a La Perla del Oeste con el pase en la mano y ahora está vinculado de manera formal con Atlético Rafaela, que se lo asegura hasta el final de la temporada; es decir, hasta junio de 2017.

Hoy por hoy, con un equipo que parece dispuesto a dar la última pelea para mantener la categoría (es uno de los cuatro que está descendiendo), la salida de Gudiño desde Rafaela parece poco posible, en la figura que sea (préstamo, venta, rescisión, etc.).

En el ir y venir de nombres, apareció en el radar el de Ignacio Malcorra, vendido por Unión al fútbol mexicano, donde prácticamente no jugó en estos últimos meses. Si es por los puestos (un “8” y un punta), no se trataría de una necesidad técnica posicional para el 2017, más allá de que se trata de un muy buen jugador de fútbol con una pegada excelente. Fuente: El Litoral

Con tecnología de Blogger.