Situación contractual de Gabriel Gudiño

Keko puede jugar como volante por la derecha —es su fuerte— y en algunos partidos se desempeñó como doble volante central. La dirigencia de Atlético de Rafaela le hizo contrato hasta 2018, con una cláusula de rescinsión de 1.500.000 dólares.

La situación del equipo de Juan Manuel Llop no es la ideal, a pesar de sumar 17 puntos, pues ostenta el peor promedio de los 30 participantes (0,937) y el futuro puede depositarlo en la B Nacional al cierre de la temporada. De todos modos, cuando fueron a buscarlo realizaron una apuesta que hoy está dando sus frutos. Y en ese sentido, la intención de los directivos no es desarmarle el equipo a Llop, sino traerle dos buenos refuerzos para pelear matemáticamente por quedarse en Primera.

Si bien el mercado de verano todavía está en pañales, los sondeos que hizo Unión son en el marco de una lista de posibles opciones que se charló con el propio Pumpido para incorporar un jugador en ese sector de la cancha y otro en la parte ofensiva.

De acuerdo a las características, Gudiño reuniría todas las condiciones que está buscanco el cuerpo técnico. Siempre se dijo que la intención es poder encontrar un complemento con Lucas Algozino para recorrer el carril derecho. Si le sumamos que además de ese ida y vuelta permanente, Gudiño tiene llegada constante al arco rival con varios goles marcados, obviamente que todo encuadraría para que se avancen las tratativas y ver la posibilidad de llegar a un acuerdo con todas las partes.
Distintos medios rafaelinos consultados este viernes por Ovación admitieron que están al tanto del interés de Unión, pero desde la dirigencia de Atlético nadie recibió un llamado o pedido oficial por Gudiño.

Estos días hasta que finalice el año pueden marcar el rumbo si la gestión se acelera o bien muere en un firme interés por sus servicios.

Con tecnología de Blogger.