Spahn: "Fue un buen año"

ión cerró, desde lo deportivo, un año que quedará grabado a fuego en el corazón del hincha. Si bien es cierto que el club presenta una gran variedad de deportes cuyos protagonistas dejan bien representados a los colores de la entidad, lo cierto es que el fútbol y el básquet representan los dos motores que mueven a una gran masa de socios y simpatizantes.

En materia futbolística, el Tate cerró un año fantástico, donde logró dos victorias en los Clásicos frente a Colón (3-0 en el Brigadier López y 1-0 en el 15 de Abril) y sumó 44 puntos en el año entre los dos torneos, lo que es una cosecha brillante que le permite afirmarse en Primera División y comenzar a soñar de una vez por todas con jugar un certamen internacional.

Mientras que el equipo de básquet cerró el año el pasado miércoles con una contundente victoria frente a Barrio Parque (88-68) en el Ángel Malvicino, que lo confirmó en lo más alto de la Conferencia Norte del TNA.

En diálogo con La Vida Color de Unión TV, el presidente Luis Spahn hizo un balance deportivo e institucional de 2016 y proyectó los objetivos por alcanzar en los años venideros.
En el inicio de la charla, manifestó: "Fue un buen año, uno no quiere decir que fue un gran año, porque espera años mejores; espera que el club siga creciendo. Atravesamos un año donde teníamos planes importantes para el club, pero quedaron en el camino por la cuestión de los recursos que administra AFA".

Y más adelante, el presidente de la entidad de la Avenida, agregó: "Quedó pendiente tener los 18 millones que nos sacó AFA y haber encarado el resto de las tribunas. Tuvimos que invertir en un jugador como Federico Anselmo, que estuvo fuera de nuestra lógica y por el cual gastamos bastante dinero. Fuimos cancelando la deuda con la familia Malvicino. En cuanto a la Copa Argentina, veníamos de ser eliminados siempre en las primeras fases y haber terminado entres los ocho mejores fue una situación más que interesante. En el partido ante River arrancamos perdiendo con un gol tempranero, tuvimos 70 minutos de dominio, pero no lo pudimos cristalizar en el arco contrario, pero esto es fútbol".

La realidad del fútbol argentino

"Vamos muy mal, no quiero ser agorero. Hace dos meses dije que me preocupada de sobremanera el 1 de enero, hablamos de 3.500 millones y hoy hay un ofrecimiento de 2.200 millones y no cubre el mismo valor del último semestre, por más que nos lo haya confiscado AFA, se dispusieron de un valor en este semestre similar a los 2.500 millones anuales y ahora estamos hablando de 2.200 millones. Entonces los que venimos remando con la economía de los clubes que, cuando se habló de la Superliga, se hizo referencia a dos o tres veces más dinero, nos encontramos que vamos a tener un 25% menos que el último semestre, ya que tenemos que sumar la inflación de un semestre y un 10% menos, y había mucha ilusión que en ese contrato haya una entrega inicial importante que nos permitiera regularizarnos y luego tener un andamiaje de un mes a mes normal. Ya venimos mal de un semestre donde cobramos cinco meses".

—¿Cuál es el déficit que tuvo el club este año?

—El presupuesto era bueno, porque contemplaba expectativa de vender algún jugador (Ignacio Malcorra y Mauricio Martínez) y eso nos permitió comprar otro jugador (Federico Anselmo). Pensábamos hacer las columnas y la parte horizontal y vertical del estadio que nos faltaba. Con lo que entra de la cuota societaria cubrimos el normal funcionamiento del club, estaba bien calculado. Planificamos un año donde esperábamos cosechar con Martínez y Malcorra el trabajo que se hizo de formación y valorización del plantel. Es muy difícil vender cuando uno está en la B o cuando el equipo juega mal. Nosotros venimos de lindos partidos ante San Lorenzo, Rosario Central. Aquellos que miran fútbol se dan cuenta que tenemos un plantel que tiene capacidad de dar, entrega y profesionalismo en la cancha, que entiende de un orden táctico y da lo mejor de sí. Por eso tienen a valorizarse.

El alejamiento de Madelón

En otra parte de la charla, al titular tatengue se lo consultó por cómo tomó el alejamiento de Leonardo Madelón de la conducción del plantel de Primera División y su rápida llegada a Belgrano de Córdoba: "No me pasó nada cuando me enteré que Madelón asumió en Belgrano, porque hay una apreciación particular y es muy difícil estar sin trabajar. Él me dijo que lo llamaron de Olimpo y Atlético Tucumán y les dijo que no, pero que con Belgrano se vio presionado, porque era una oportunidad importante y aceptó. Pasaron 20 días desde que se había ido de acá. Puede ser que se haya desgastado la relación, ya que es como un matrimonio que se divorcia y el hombre consigue enseguida una nueva pareja y no significa que tendría que haber elegido por quedarse con la anterior.

Es una situación particular, creo que le puso muchas expectativas y soñó con la gloria y llegar a la final de la Copa Argentina y cayó en su propia trampa. Cuando uno a veces se autoexige demasiado y se la plantea como la única alternativa, genera que la otra sea el abismo. Nosotros le pedimos que se quede, pero me dijo que a la mochila la llevaba el solo, como yo llevaba la del club. Que esa situación lo perseguía y lo agotaba, eso generó que se produzca un desgaste con el plantel y nos dijo que una salida le iba a dar la posibilidad de volver en otra oportunidad".

Y continuó: "Nos dijo que se quería ir bien. Él tenía todos los días dirigentes de primer nivel a su lado como Edgardo Zin y Marcelo Piazza que lo acompañaban, salí a cenar con él y su señora, tuvimos muchas reuniones y charlas a nivel de cuerpo técnico y dirigentes, no creo que se necesitaba más. Se necesita respaldo abundante cuando hay dudas, pero nosotros nunca dudamos de él ni entendíamos que teníamos que estar cenando todas las semanas para que el sienta el respaldo y el apoyo".

La realidad futbolística

"Si nosotros miramos los puntos que tenemos hoy con el plantel desarmado no está mal. En este ciclo tenemos mejor promedio que en los 18 meses anterior en Primera División, es decir que en estos meses fue nuestra mejor gestión y fue ingrato, porque se nos escaparon puntos con Quilmes, Gimnasia y Tigre, si hubiésemos «zapalleado» (sic) y sumábamos puntos sin merecerlo como otros equipos, tranquilamente estaríamos en una situación expectante. Estamos cerca de la Sudamericana, entonces ¿de qué nos estamos quejando?".

Sobre el gran momento que atraviesa Franco Soldano y lo que representa para la institución, manifestó: "Hay que recordar que Soldano vino gratis, porque compramos un delantero en 50 mil dólares a pagar, porque era después que juegue, que firme una cantidad de planillas. Ahora hay un jugador en las mismas condiciones que (Manuel) De Iriondo –llegó libre desde Atlético de Rafaela–, tenemos uno de muy bajo costo que es uruguayo que también va a ser incorporado en forma continua al plantel. Por eso estamos repitiendo la fórmula de darle posibilidades de hacer crecer chicos que por distintas circunstancias no logran triunfar. Cuando fuimos campeones de Liga Santafesina nos quedamos sorprendidos por todo lo que ponen y la entrega de los equipos rivales, entonces no hay un gran misterio. Hay una realidad que muchos de estos jugadores estuvieron cerca de jugar profesionalmente, les faltó una circunstancia, una oportunidad y juegan con mucha técnica. Ser jugadores profesionales para muchos es una circunstancia, no me refiero en este caso a lo cracks".

—¿Qué te convenció para darle la oportunidad a Pumpido?

—En principio no es ninguna sorpresa, a pesar que implementamos la misma táctica que con Nico Frutos cuando le dijimos que «mientras yo sea presidente vos no vas a dirigir Primera», para que esté tranquilo en su puesto y trabaje con idoneidad, nosotros siempre abrigábamos esa expectativa. Si a mí me dejaran diseñar el futuro hubiese preferido que en 2017 dirija en la "B" Nacional, que sume experiencia y venga en 2018. Pero la circunstancia fue otra y cuando uno empezó a hablar con diferentes cuerpos técnicos y evaluó la capacidad que estaba mostrando a nivel de organización, trabajo, volumen, conducción y liderazgo con los jugadores, entendimos que era la mejor alternativa, pero se nos precipitó en el tiempo, aunque era lo que buscábamos a futuro".

En cuanto a la política deportiva que afronta el club, dijo: "Si no somos formadores de jugadores no tenemos futuro, hoy tenemos un plantel abundante, será seguramente más abundante en el futuro, hay una camada muy linda que viene de Cuarta, Quinta y Sexta División, que vienen pidiendo permiso, se vienen mostrando. Casi que podría dar siete u ocho nombres de jugadores que serán conocidos dentro de muy poco tiempo porque integrarán el plantel profesional".

—¿Evalúan prestar a algunos jugadores para que sumen experiencia en otros clubes?

—Creo que es una buena circunstancia, ya que a veces uno se encuentra que en un puesto hay dos o tres alternativas muy buenas antes. En el caso de los arqueros que se busca siempre a los de experiencia, tenemos a Arce y Papaleo con muy buen suceso, a ellos sería bueno darles rodaje, porque no es común confiar en un arquero joven de 20 a 24 años que sea titular en ese puesto. Además, la historia lo dice bien clarito que el promedio de los arqueros debe estar arriba de los 30 años".

Refuerzos

En otra parte de la charla, Spahn se refirió a lo que buscará Unión en el mercado de pases de verano y expresó: "Ya hablamos con Pumpido, se evalúa y se charla todo el año. Cuando hablamos que Independiente y Racing gastan tres veces más que nosotros y logran sacar 10% más de puntos que nosotros es un fracaso de ellos. Cuando el jugador tiene responsabilidad de ser parte del resultado hay rendimientos superiores, saben que tiene que cumplir y dar lo mejor, eso los motiva a dar el salto de calidad. Como delanteros tenemos a (Guido) Vadalá, (Franco) Soldano, (Lucas) Gamba y (Federico) Anselmo y solo juegan dos. El equipo tiene que remarla, no puede regalar nada. Tenemos un equipo con mucha entrega y estrategia, traer por traer para que sea suplente no lo vamos a hacer. Si tenemos un equipo que sabe jugar como lo hizo en los últimos partidos, por qué vamos a pensar que no estamos a la altura de las circunstancias en lo que viene". Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.