Godoy: "Estamos con hambre de jugar"

Unión le comenzó a dar pelota, valga el juego de palabras, a la actividad futbolística con una serie de amistosos en Santa Fe, con el del sábado pasado contra Atlétido de Rafaela y que terminó en empate 1-1 y victoria 3-0. Cada uno de los duelos dejó cosas positivas y negativas, permitiéndole al entrenador rojiblanco, Juan Pablo Pumpido, tener en claro qué cosas hace falta corregir y cuales otras apuntalar.

Por lo pronto hasta el momento todo vienen desarrollándose con absoluta normalidad, a la espera de la reanudación del campeonato doméstico, que por ahora no se sabe cuándo será. Vale destacar que ya había sumado dos cotejos preparatorios (Aldosivi y Quilmes), pero fueron cuando estuvo haciendo la parte coyuntural de la pretemporada en Mar del Plata. Ahora todo pasa por afinar detalles.

Uno de los que quiere volver a ganarse la confianza del entrenador es el volante paraguayo Diego Armando Godoy, que contó cómo viene dándose esta parte de las tareas en la capital de la provincia, con partidos y entrenamientos. "Creo que hacer fútbol en plena pretemporada es bueno para ir aflojando un poco los músculos después de la parte fuerte que trabajamos", dijo.

También se tomó un instante para hablar sobre la incertidumbre que rodea al comienzo de la actividad oficial: "Eso ya es un tema dirigencial y por eso nosotros solo tenemos que seguir acá trabajando para estar bien para cuando se decida a empezar".

Volviendo a la presente pretemporada, el guaraní dijo que estos tipos de partidos amistosos contribuyen a ver las mejoras del equipo: "Estos son amistosos de preparación, donde lo importante pasa por corregir los defectos y estar preparado para cuando sea momento de salir a jugar por los tres puntos".

Desde que llegó, el zurdo siempre tuvo la característica de querer asociarse mucho al juego y meter diagonales para tener el arco de frente, aunque contó qué es lo que le solicita puntualmente Pumpido: "Me pide que juegue por la raya y que no me meta tanto en el medio como lo venía haciendo antes".

En el final, sabe que la lucha interna por la titularidad es muy grande, algo que los incentiva a no decaer en ningún momento: "Como ya lo dijo el técnico, acá todos son titulares y, hasta que ponga los once en cancha, hay que trabajar para pelear por un puesto, ya que todos estamos con hambre de jugar". Fuente: LT10

Con tecnología de Blogger.