Todo listo, bolsos armados

Unión sigue con la puesta a punto para encarar con todo la segunda parte del campeonato doméstico, tras trabajar en el predio Casasol. Por la noche estará emprendiendo el viaje a Mar del Plata para hacer la parte más fuerte de la pretemporada, con punto neurálgico en las instalaciones del club Peñarol.

Antes de eso, ya se sabe que Robertino Insúa y Danilo Carando no formarán parte de la delegación que tomará el micro rumbo a la Feliz por decisión del cuerpo técnico. Por lo que se supo, es muy factible que Carando rescinda su contrato, que finaliza a fin de año, pero producto de esta situación, su idea pasa por encontrar un nuevo rumbo.

En cambio la situación de Insúa es más compleja, ya que de terminar su vínculo abruptamente debería volver a San Lorenzo, quien es dueño de su pase, y ocuparía uno de los puestos de refuerzos permitido. Desde el Ciclón no quieren saber nada con eso, ya que tampoco será tenido en cuenta. En consecuencia, se quedaría entrenado con la reserva de Eduardo Magnín.

Serán cerca de 30 profesionales los que estarán trabajando, donde figura también Santiago Magallán, que se presumía que podía seguir el mismo camino de los anteriores jugadores nombrados. El resto es el mismo grupo que completó el 2016.

En cuanto a los refuerzos, la idea del entrenador, Juan Pablo Pumpido, es mantenerse con el material actual, siempre y cuando no se vaya nadie más. De todas maneras, si aparece un nombre importante, se analizará. Fuente: LT10

Con tecnología de Blogger.