En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

En el camino un desafío de pegar el gran salto

El crecimiento en toda institución puede abarcar diversas facetas, pero sabido es que Unión vive y respira fútbol de principio a fin.

Independientemente de los pasos que supo dar desde la llegada de Luis Spahn a la presidencia, está claro que también hubo cosas positivas desde el segundo semestre de 2014 a esta parte, precisamente en el segundo ciclo de Leonardo Madelón como entrenador.

Desde aquel ascenso impecable a la máxima categoría, pasando por un primer año (2015) muy bueno hasta el 2016 con las dos gratas alegrías de ganar ambos clásicos.

En el medio hubo sangrías de jugadores importantes que hicieron mella en la estructura del equipo. Costó reemplazarlos y cuando se cerró una puerta con Madelón, automáticamente se abrió la posibilidad para respaldar a este joven cuerpo técnico del riñón del club que encabeza Juan Pablo Pumpido.

Clarificar el objetivo

Ya es definitivamente sabido que Unión no transita en Primera División para salvarse del descenso. Supo ganarse el respeto ante todos los equipos, incluso los grandes, afianzar a muchos jugadores de sus canteras y mirar la tabla valorativa con otros ojos.

Eso fue dándole confianza a un plantel que cuenta también con referentes que sienten la camiseta.
Esto, en un deporte-negocio como es el fútbol, no es un dato menor para aportar en estos tiempos.
Entonces, solamente por buscar la formación del 17 de diciembre pasado contra Racing uno encuentra a Nereo Fernández; Emanuel Britez, Bruno Pittón, Lucas Algozino o Nicolás Andereggen por citar los que firmaron planilla y tuvieron minutos ante la Academia.

Pero además de eso, hay recambio afuera que en mayor o menor medida se va codeando en un fútbol donde no es fácil hacer pie.

Entonces la misión no será sencilla pero en el futuro a los rojiblancos le esperan 16 estaciones para sortear, con la consigna de cosechar el colchón necesario de puntos que lo deposite en un certamen internacional.

Por distintas razones los dos pasos extras que tuvo la base de esta formación en la era Madelón no se pudieron concretar: perdió en casa la clasificación para meterse en la Copa Sudamericana y un año después fue River el que postergó en cuartos de final aquel sueño del ex DT de poder llevar a su equipo a la final de un torneo que cada año se torna más apetecible.

Ahora la situación es distinta, con un equipo que está metido en zona de clasificación a la Copa Sudamericana 2017, además de arrancar este semestre apenas a cinco unidades del último clasificado a la Copa Libertadores.

Todos juegan por algo

La parte más importante de la temporada verdaderamente entregará partidos duros, cerrados, donde cada error se pagará caro y aquellos que están en la zona más comprometida son los que dejarán todo para no abandonar un sitio privilegiado. En este sentido, el equipo de Pumpido tendrá más de la mitad de su fixture con adversarios que están en esta situación: dos veces Colón, San Martín (SJ), Defensa y Justicia, Vélez, Patronato, Atlético de Rafaela, Arsenal y Huracán.

De los grandes, arranca visitando a River y cerrará el certamen con Independiente y Boca.
El resto será chocar contra rivales que también pueden tener las mismas realidades y estén enfocados en poder llegar bien arriba.

Nada le será fácil al rojiblanco, aunque esta pretemporada extensa servirá indudablemente para afianzar un estilo que ya tuvo algo de impronta desde que el joven orientador se hizo cargo del plantel contra Atlético Tucumán el 8 de noviembre.

En apenas poco más de un mes fueron pocos los entrenamientos con todo el plantel pero con resultados satisfactorios: tres victorias (todas en Santa Fe), dos empates y aquel único revés frente a San Lorenzo. Precisamente en ese cotejo y contra Racing, los rojiblancos se fueron a las vacaciones con la convicción de haber jugado de igual a igual frente a dos rivales de jerarquía, más allá en ese momento de las realidades de uno y otro.

Todo eso también forma parte de un convencimiento que nace desde la conducción, donde el único secreto es el trabajo denodado para alcanzar lo que uno se propone.

Por eso lo que puede venir de acá en más será en beneficio de un elenco que definitivamente quiere quedar marcado a fuego en la historia del club.

Acertar en la elección

Pumpido avaló de manera temprana la llegada de Mauro Cejas, un volante que necesitaba por ese sector y por el cual se perdió el rastro en nuestro país. El dato negativo es que prácticamente no pudo utilizarlo en los ensayos amistosos por sus diferentes problemas físicos.

A esta altura el DT es consciente que tampoco contará con el paraguayo García Guerreaño y se entusiasma con la vuelta de Rodrigo Erramuspe.

Si esto ocurre también favorecerá el trabajo del cuerpo técnico, con un adn formado y varias cuestiones a mejorar para crecer desde lo colectivo.

Unión tiene por delante tal vez el semestre más importante de los últimos años. Con la confianza necesaria y las energías puestas en la misma dirección para luchar por ese salto internacional que necesita la institución para no detener su crecimiento. De eso se trata, todos lo saben y por ello apostarán hasta poder hacerlo posible.

Lo más cercano es poner en marcha este lunes tal vez la penúltima semana de una extensa pretemporada, viajar a Junín para animar la revancha contra Sarmiento para ya sí, en una semana, empezar a armar todo para visitar a River en el estadio Monumental. Fuente: Diario Uno

COMPARTIR