En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

Britez: "Excedieron el límite"

Amén de los desmanes que se produjeron al término del Clásico, que terminó con un puñado de detenidos y varios destrozos, la situación con los protagonistas era normal, con los de Colón festejando por un lado y los de Unión aguantando las habituales cargadas y haciendo caso omiso, en silencio y calma.

El hecho que se juegue solo dos veces al año, le dio a este partido una tensión innecesaria y por momentos inentendible. Puede que los más acérrimos fanáticos estén en desacuerdo con estas líneas, pero si es cierto que hay otros adeptos también que son un poco más coherentes con el análisis sobre cómo debe tratarse este tipo de espectáculos.

Quizás si se disputara más veces, ya sean amistosos y la mar en coche, haría que se desdramatice un poco y le de ese clima que todos esperan; un candor que lo situaría en un paradigma distinto, pero hasta ahora esto no es posible. Es así como las situaciones ajenas al deporte vuelven a ser noticia en Santa Fe.

Esto tiene que ver con que los hechos de violencia fueron nuevamente noticia en la noche del domingo, cuando un grupo de simpatizantes sabaleros se acercaron hasta la casa de Emanuel Britez a hacer la popular cargada. Vale recalcar que es uno de los principales apuntados siempre por la gente por demostrar su fanatismo por el Tate, incluso de forma enérgica, pero fuera de las cosas desleales y dentro del respeto al que todo profesional debe apelar.

Esto rápidamente tuvo repercusión en la ciudad e incluso llegó hasta el resto del país, donde algunos de los medios más importantes señalan lo sucedido. Precisamente este lunes se realizó el partido de Reserva y el propio Britez se dio una vuelta para ver a los chicos de Unión. En diálogo con el programa Malas Costumbres que se emite por Radio Sol 91.5, habló sobre este nuevo capítulo que le toca vivir después del Clásico, pero diferente al resto, en donde nunca le había tocado sufrir una derrota.

"Estuvo lindo, porque por lo menos hubo dos o tres mano a mano, pero Unión no las pudo concretar y le dieron vida a los chicos de Colón, que después llegaron a un empate que les vino bien. Igualmente creo que el resultado fue justo", contó el defensor, quien lo primero que hizo fue analizar el duelo de tercera división.

Sin embargo, seguidamente dio detalles de lo ocurrido en su casa: "Cuanto terminé el partido dije que me iba a encerrar en mi casa hasta el lunes con mi perrita y lo cumplí, porque no salí a ningún lado. Solo vinieron mis amigos a visitarme, algo que es normal. Sabía que lo de las cargadas iba a pasar, porque soy un chico del club y mucha gente se refleja en mí, entonces esperaba que la gente de Colón pasara a saludar «a su manera», pero normal y con respeto. Hay mucha gente que pasaba por acá cerca y simplemente te gritaban y se burlaban, en algo casi normal y hasta me parece perfecto que lo hagan, porque son las cosas que tiene el fútbol. Por eso me la banco.

Escuchaba los gritos desde adentro y me reía, porque entendía que estaba bien; esta vez le tocó ganar a ellos, y bien, algo que les da derecho a festejar, como yo también lo hice en su momento. No me molesta que me carguen y demás, porque es parte del folklore, pero anoche (por el domingo) excedieron el límite".

Pero es no fue todo, porque el relato fue todavía más allá: "Salimos porque pensé que estaban golpeando los autos de mis amigos. "Estaba todo tranquilo, con una discusión normal en el que los invitaba a retirarse de mi casa y que vayan a festejar a la costanera o a su cancha. Entonces cuando me quiero ir para adentro de nuevo, uno de los que iba en un auto nos tiró un botellazo que, por suerte, pegó en la reja. El estallido le provocó algunos cortes a uno de mis amigos, que no tienen nada que ver. Encima, algunos de ellos son de Colón, así que son cosas que no deben ser así".

"Las cargadas, los insultos y demás cosas que se ven en las redes sociales, me la banco, pero llegar a esta instancia ya no está bien", admitió el jugador rojiblanco.

Pese a la gravedad de situación, Emanuel Britez trató igual de bajarle un poco los decibeles, incluso destacando que no hizo la denuncia: "No pedí custodia, pero la fiscal me puso un patrullero de la 8ª. Realmente se portaron muy bien y es para felicitarlos. Lo concreto es que estoy tranquilo hoy es lunes y hasta me dieron ganas de venir a ver la Reserva".

Pese a todo esto, ya dio vuelta la página: "No nos podemos quedar pensando en la imagen del Clásico. Perdimos bien y nos tenemos que hacer cargo de los errores que cometimos. Era un partido de 0 a 0 y donde sabíamos que todo se definía en detalles. Así que terminaron siendo justo ganadores y por eso se merecen festejar". Fuente: Diario Uno

COMPARTIR