Eduardo Magnin paró el siguiente equipo para recibir a Patronato. Nereo Fernández; Emanuel Britez, Rodrigo Erramuspe, Santiago Magallán y Nahuel Zárate; Nelson Acevedo, Manuel De Iriondo y Martín Rivero; Lucas Gamba, Franco Soldano y Mauro Cejas.

Con 3.000 socios nuevos, quedó "ahí" de los 20.000

La “fiebre” previa por haber jugado el primer clásico del semestre 2017 en condición de local le dejó a la tesorería del Club Atlético Unión una cantidad de 3.000 socios nuevos, quedando la entidad de la Avenida López y Planes “ahí” de los 20.000, una marca inédita para los últimos años en el mundo tatengue. El número actualizado en las arcas rojiblancas es de 19.850, con la salvedad de que —afirman los dirigentes— “falta incorporar a esa base final de datos los que se sumaron de manera electrónica”.

En su momento, el tesorero Jorge Cíceri había confirmado a El Litoral en medio del paro y la crisis del fútbol argentino (entre finales de enero y principio de febrero), que los dirigentes estaban “gratamente sorprendidos”, porque unos “15.000 socios siguieron pagando todos los meses igualmente y los otros 2.000/2.500 se borraron o están algunos meses atrasados”.

Lo concreto es que entre el rubro “socios nuevos” y “socios morosos recuperados”, el conteo final que realizó el Club Atlético Unión dejó su línea muy cerca de los 20.000 socios post clásico con Colón del sábado pasado.

Es una cifra que Unión no alcanza desde hace varios años, recordando que el máximo momento de gloria fue entre 1975 y 1979 cuando la institución llegó a los 25.000 socios.

“Lo interesante es que un gran porcentaje de estos 3.000 socios nuevos que hizo Unión se adhirieron al sistema del débito automático, por lo que están comprometidos de manera administrativa, más allá del exitismo que siempre rodea a un club de fútbol”, admiten los dirigentes tatengues. Fuente: El Litoral

COMPARTIR