En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Soldano: “Trataremos de hacer un partido inteligente”

Unión trabajó este jueves por la mañana en el predio Casasol, de cara al Clásico del sábado, desde las 16, en el estadio 15 de Abril y transmitido por LT10. Esta vez con cielo nublado amenazante de lluvia, pero que no impidió que el DT, Juan Pablo Pumpido, comience a darle forma a los once elegidos. Pese a que se presentó el primer esbozo, recién este viernes se terminará de confirmar la alineación.

En consecuencia, recalcando que nada está confirmado aún, tendría un solo cambio, el ingreso de Bruno Pittón por Nahuel Zárate, cuando se especulaba que el cantado era el de Lucas Algozino por Mauro Pittón, con lo cual Nelson Acevedo iría al banco de suplentes, manteniéndose Martín Rivero en el círculo central. La tentativa: Nereo Fernández; Emanuel Britez, Agustín Sandona, Leonardo Sánchez y Bruno Pittón; Mauro Pittón, Manuel De Iriondo, Martín Rivero y Diego Godoy; Franco Soldano y Lucas Gamba.

Uno de los jugadores que ya sabe lo que es jugar un duelo y hacerle un gol a Colón es Franco Soldano, que se mostró calmo en las horas previas: “Estamos tranquilos, sabiendo la importancia que el partido requiere y trabajando con la mentalidad de que salga todo bien el sábado”.

“Uno es consciente de cómo lo vive la ciudad, ya sea la gente, el hincha y el periodismo. Uno por ahí trata de estar tranquilo y ser cauto. Haberlo vivido te da un poco más de tranquilidad. Desde ya que no lo tomó de la misma forma que el primero, pero sí tomándolo con la responsabilidad que amerita y sabiendo que es un partido importante para la ciudad”.

También reconoció que hubo una modificación en las sensaciones de este tipo de encuentros: “Uno ahora cambia los nervios por ansiedad. De querer que pase rápido la semana, que llegue el día del partido y ya estar dentro de la cancha”.

Casi por decantación, destacó que la historia de los Clásicos siempre es diferente: “Voy a dar una frase de casete, Clásicos son Clásicos y no importa cómo se llegue. Son partidos donde el juego previo no predomina mucho. Desde ya que si podemos imponer nuestra idea, tenemos grandes chances de de ganar. Pero también entendemos que Colón vendrá a llevarse todo. Por eso trataremos de hacer un partido inteligente”.

También explicó que la idea pasará por “salir a presionar y cuando tenemos la pelota intentar lastimar y ser profundos durante la mayor parte del partido”.

En el final de la charla, estableció que, pese a que la meta es jugar bien, en este partido lo que se impone es el marcador: “El lunes, más allá del análisis técnico, lo que se analiza es el resultado. Uno estará contento y el otro no, es una realidad. Pero somos conscientes que, mientras se juegue mejor, se estará más cerca de la victoria, así que trataremos de imponer el mayor tiempo nuestra idea”.

COMPARTIR