En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Zárate: "No hay que perder la fe en lo que estamos haciendo"

Después de una destacada actuación ante River en la reanudación de Primera División, Unión entró en un bache que comenzó con la derrota en el Clásico. En este caso la malaria se trasladó ayer hasta el Florencio Sola, donde cayó con Banfield por 3 a 1.

Un síntoma de alarma, ya que en las últimas dos presentaciones el equipo estuvo lejos de su mejor versión, algo que debe tener al entrenador Juan Pablo Pumpido, muy pensante.

Precisamente, fue la tercera caída de su ciclo (la segunda en fila), con una imagen deslucida, casi difícil de creer por lo que venía ofreciendo dentro de la cancha, con falta de creación y pérdida de la solidez. Está claro que este no es el Tate que tan bien anduvo en el final de 2016 y es así como deberá analizar bien a fondo el porqué de esta merma en el rendimiento.

Todos los medios santafesinos estaban ávidos de tener los conceptos del estratega de Unión, pero por primera vez desde que tomó las riendas, optó por llamarse a silencio y los que tomaron la palabra fueron los jugadores. Uno de ellos fue Nahuel Zárate quien, con frases cortas y bien concretas, hizo un balance de cómo viene la mano. "La verdad nos vamos sin nada. Vinimos a cambiar la cara después de lo que fue el Clásico, donde jugamos mal. En esta ocasión arrancamos ganando, pero después llegaron los goles de Banfield y por eso nos vamos con mucha bronca, porque nos lo dieron vuelta", comentó.

Respecto al porqué se perdió, no dudó en decir: "Fueron desconcentraciones de todo el equipo que después pagamos muy caro. Justo ellos embocaron las que tuvieron y nos ganaron un partido que tranquilamente podía ser nuestro".

"Sabíamos que quizás Banfield buscaría ganarnos las espaldas y fue eso lo que no supimos manejar. Así terminamos cayendo en su juego y nos quedamos con las manos vacías", agregó el lateral.
Fue una semana de cambios, más que nada en defensa, pero el lateral se mantuvo firme en declarar: "No creo que sea bueno buscar excusas, de esto se sale con trabajo, nada más. Son momentos; lo importante ahora es no perder la fe en el trabajo que estamos haciendo. Simplemente no nos acompañan los resultados ahora, nada más".

"Aunque también está claro que no es un lindo momento, pero tampoco tenemos mucho tiempo para lamentarnos. Hay que dar ya vuelta la página, porque esto recién empieza. Por eso ahora en la semana puliremos detalles".

En el final del mano a mano con los periodistas en los vestuarios y, en una fuerte autocrítica, que también tuvo el contagio del resto de los jugadores, Nahuel Zárate apuntaló que no hay que buscar culpables sobre esta nueva derrota, sino que "todo el equipo falló. Desde los delanteros hasta los defensores. Esto es un equipo y como tal tenemos que hacernos cargo. Hay que seguir laburando para salir adelante". Fuente: Diario Uno

COMPARTIR