En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

Calvo: "Seguramente se fueron contagiando"

Primero, después de Banfield y antes de Talleres, apareció ese famoso virus que “se metió” en el cuerpo de cuatro futbolistas tatengues: Lucas Algozino, Rodrigo Erramuspe, Franco Soldano y Agustín Sandona. De ese cuarteto, Erramuspe y Sandona afuera de todo; Algozino al banco; Soldano —que hizo el tercer gol— entró y jugó como pudo, no estando al ciento por ciento de su capacidad física. Después, las lesiones del lunes a la noche contra los de Kudelka.

“Seguramente se fueron contagiando”, expresó el Dr. Juan Manuel Calvo, responsable médico del plantel profesional de Juan Pablo Pumpido. Una vez que arrancó la batalla del lunes contra Talleres en el 15 de Abril, otros dos soldados debieron pedir el cambio (Fleita y Zárate). ¿Cómo están hoy miércoles los jugadores afectados por distintas lesiones en el Club Atlético Unión?:

Nahuel Zárate: el ex jugador de Boca es el más complicado de todos los que integran la enfermería tatengue. Tiene una luxación de codo derecho, se le realizó un estudio y la parte ósea está en buen estado. Apareció con yeso en las horas posteriores al partido y hoy miércoles se le efectuará un nuevo examen para saber cómo se encuentran las zonas blandas (ligamentos). Tendrá que estar dos semanas con una férula y medio yeso en la zona afectada.

Jonatan Fleita: “Para mí es un desgarro”, dijo el propio jugador. Se especula que presenta ese cuadro —desgarro— en el aductor, teniendo en cuenta de la forma en que cayó y pidió el cambio ante Talleres. Hoy miércoles se le harán los estudios de rigor: se quedaría tres semanas afuera el zaguero.

Agustín Sandona: desde el clásico frente a Colón, el “Chino” presenta un dolor en los tendones detrás de la rodilla. Si bien también se ampliarán los estudios, ya está descartado para viajar a San Juan.

Hasta acá, los tres futbolistas descartados. El cuarto en discordia es Rodrigo Erramuspe, el más afectado por el virus: debió ser hospitalizado, perdió varios kilos y debió conformarse con mirar por TV el partido del lunes ante Talleres de Córdoba.

El cuadro de Rodrigo Erramuspe fue una “parasitosis gastrointestinal”: para el cuerpo médico está superado, curado y a disposición del entrenador Juan Pablo Pumpido.

Eso sí, ahora hay que ver cómo responde a la exigencia física y futbolística para estar el domingo en el Hilario Sánchez de San Juan, para enfrentar desde las 17 a San Martín.

A la hora de armar un rompecabezas, hay algunas cosas que están más que claras: 1) Bruno Pittón por Nahuel Zárate para marcar la punta izquierda de la defensa; 2) Si está Erramuspe, va al lado de Leo Sánchez; de lo contrario, repite Magallán; 3) el resto del equipo, de mitad para arriba, serán los mismos que arrancaron contra Talleres en Santa Fe. Fuente: El Litoral

COMPARTIR