En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

Ya sonaba antes de Leonardo Madelón

—Luis, queremos que venga Pablo Marini a Santa Fe, es de la escuela rosarina de Bielsa, todos hablan bien de ese técnico.

—Acabo de cerrar con Madelón.

Ése fue el diálogo que se dio entre los dirigentes jóvenes de la mesa chica del fútbol profesional (Emilio Lamas, Edgardo Zin) y el propio presidente tatengue Luis Spahn allá por el mes de diciembre de 2013 cuando el ciclo de Facundo Sava se caía a pedazos.

Hace cuatro años, Pablo Marini aparecía en el radar de los dirigentes tatengues. Y este sábado, con la derrota más renuncia de Juan Pablo Pumpido confirmada en Liniers, no perdieron tiempo.

Volviendo en coche desde la cancha de Vélez, un parador de la autopista cerca de Rosario fue el lugar para la primera “cumbre” entre los dirigentes —Zin, Lamas, Piazza— que volvían a Santa Fe y el mismo Marini. “Estoy armando el bolso acá en Pérez, me voy a México a buscar mis cosas. Si les parece, ponemos un punto medio”, así les dijo “Pomelo” y el primer cara a cara se dio el mismo sábado... ya casi domingo.

Desde esa charla y retomando el contacto de ese diciembre de 2013, Marini aparecía como una opción. Está más que claro que “el nombre” era Ricardo Zielinski, pero “el Vikingo” pidió tiempo porque estaba lo de México. Sin problemas con el dinero de Zielinski, el problema era que el ex DT de Belgrano le pedía a Unión algo que no sobra por López y Planes: tiempo, justamente.

Bajado por decisión propia “Boquita” Sensini, el tercero en discordia fue Jorge Burruchaga, cuya reunión se llevó a cabo ayer. Lo que no se entiende de Burruchaga es lo siguiente: ¿para qué aceptó juntarse con los dirigentes tatengues en Buenos Aires si su decisión es esperar que su amigo Angelici lo nombre en las Selecciones Juveniles de la Argentina?

Así, los caminos acá, en Capital y en la China, se allanaron para ir directamente por el “mexicano” Pablo Marini, confirmado oficialmente ayer por la cuenta oficial en las redes sociales del Club Atlético Unión como el nuevo entrenador del plantel profesional rojiblanco.

El nuevo DT tatengue conoce a Mauro “Pitu” Cejas de su paso por Puebla y a Leo Sánchez de sus años en San Martín de San Juan. “Gran persona y gran DT. Trata muy bien la pelota y arma excelentes grupos de vestuario”, dijo desde México a El Litoral el hombre que descubrió a Pablo Dybala, Omar Peirone, opinión respetada del fútbol en aquel país.

COMPARTIR