Cambiar el rumbo en el mismo escenario

Unión buscará revertir muchas cosas ni más ni menos que en el partido más esperado por sus hinchas. Al presente sin victorias (2 empates y 3 derrotas), el equipo que ahora comanda Pablo Marini (cuarto entrenador en 23 fechas) viene de perder 3-0 ante Atlético Rafaela.

La producción del elenco Tatengue en condición de visitante es una de las más pobres de los últimos tiempos, con apenas un triunfo, cuatro empates y seis derrotas, sumando 7 puntos (21,21%) y ubicándose por encima de Vélez (6), Belgrano, Godoy Cruz y Arsenal (todos con 5 unidades) a la hora de engrosar los números fuera del estadio "15 de Abril".

Pero más aún si tomamos el inicio de 2016 y lo adosamos a este 2017 que ya tiene varios días transcurridos del quinto mes, nos encontraremos que la gran victoria en el Clásico del 19 de marzo del año pasado, más la victoria del 17 de setiembre en el Ciudad de Lanús como los dos triunfos obtenidos en 19 partidos por el certamen local.

En una situación similar

Unión volverá al Brigadier López sumergido en un presente que no lo acompaña por donde se lo mire. El rendimiento es muy bajo respecto a cómo terminó el año pasado, volvió a cambiar de entrenador y a todo esto se le suman los hechos de violencia producidos con sus hinchas que parecieran ya no tener paciencia ante la adversidad.

Cuando al equipo de Madelón le tocó ir al Centenario, había comenzado con un empate en Florencio Varela y victoria 3-0 contra Temperley. Pero desde momento y hasta la goleada frente al Sabalero fueron cinco fechas donde sumó empates con San Martín (SJ) y Newell's; con tres derrotas (Atlético Tucumán, Racing y Boca) dolorosas que empezaban a poner en el ojo de la tormenta a Leonardo Madelón.

Entonces al salir envalentonado luego de aplastar a su rival eterno, ya el propio DT junto a los jugadores empezaron a tener más espalda, a tal punto que repitieron el festejo en el 15 de Abril y solamente puede tomarse como un relax el 4-0 en contra frente a Lanús la semana posterior al épico triunfo. Despúes no perdería más y cerraría un semestre inicial interesante.

Ahora el panorama casi que se repite, aunque las deficiencias pueden verse potenciadas porque el Sabalero sumó 23 de los 27 puntos que se pusieron en juego, pasó de pelear por el descenso a instalarse en zona de Copa Libertadores. Entonces ese torneo mano a mano que se juega anualmente incide notoriamente en el ánimo de los simpatizantes, que piden a gritos ganar como sea para no profundizar esta crisis deportiva.

Con 10 partidos sin sumar de a tres fuera del 15 de Abril se presentará el Tate el domingo en la casa de su tradicional adversario. Siendo consciente que atravesará una semana especial, donde los experimentados y el nuevo estratega deberán armar el plan para dejar de lado las caras largas y sepultar esta racha negativa que lo hizo retroceder mucho en el camino para alcanzar los objetivos trazados. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.