En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

¿Mauro Cejas se pierde el partido del lunes?

Tuvo que mutar y bastante Marini. Cuando se hizo cargo, habló de un 4-1-4-1 como esquema madre. Después, cambió por un 4-2-3-1 y ahora parece que empleará un 4-4-2, tratando de darle mayor profundidad a un equipo que sólo marcó un gol en los tres que él dirigió y fue en contra.

La realidad indica que Marini no puede quedarse con lo que hicieron los otros entrenadores, porque a ellos no les fue del todo bien. Para no irnos tan atrás en el tiempo, lo de Juan Pablo Pumpido es el espejo en el que Marini quiere mirarse buscar que, con el cambio, el equipo mejore. No le fue mal en el primer tiempo con Rafaela, pero la caída resultó estrepitosa en el segundo; tampoco le fue mal (todo lo contrario) en el clásico, sobre todo en un primer tiempo que le fue favorable en el trámite y el resultado. Pero el antecedente inmediato con Arsenal es malo, más allá de que Marini haya visto, al equipo, jugar un “muy buen partido”.

Tiene resuelto el retorno de Erramuspe, uno de los jugadores que ha llegado como refuerzo y no convenció. También decidió que juegue De Iriondo, lo cual no deja de ser una novedad, ya que Marini no lo tuvo en cuenta, tanto para jugar el clásico como para enfrentar a Arsenal. Y estamos hablando de un De Iriondo con asistencia casi perfecta desde el momento en el que Pumpido lo incluyó como titular.

Sin Acevedo, el cambio de De Iriondo aparece como la variante para darle un poco más de marca al mediocampo. Los nombrados son dos jugadores diferentes. Acevedo tiene juego casi por encima de la marca, mientras que De Iriondo tiene más despliegue y marca, pero no aporta de la misma manera que Acevedo a la hora de jugar.

Con De Iriondo en el equipo, es posible que Magallán tenga un poco más de libertad para sumarse al juego, en tanto que Mauro Pittón fue el que ingresó en lugar de Cejas, quien todavía se recupera del choque y el corte que sufrió, involuntariamente, en el encontronazo del martes pasado con Anselmo en la práctica.

Si Cejas se recupera, es casi un hecho que continuará como titular. La cuestión es esa, si estará finalmente en condiciones. A partir de allí, con De Iriondo y Magallán como seguros integrantes del mediocampo, habrá que ver si el 4-4-2 se completa con dos jugadores de neto corte ofensivo como Cejas y Vadalá, para que Gamba y Soldano jueguen arriba, o si baja Gamba a la posición de volante y Vadalá juega de punta.

El técnico reconoció que al equipo le falta del medio hacia arriba, pero tampoco tiene muchas alternativas. Federico Anselmo no ha tenido actuaciones satisfactorias y está intentando con un Vadalá al que no se le discuten condiciones, pero que tampoco termina de conformar.

En el fondo, con el regreso de Erramuspe por Brian Blasi, no hay dudas. El arco seguirá defendido por Nereo Fernández (a Matías Castro se le está dando rodaje en reserva) y la línea de cuatro estará integrada por Brítez, Erramuspe, Leonardo Sánchez y Zárate. Fuente: El Litoral

COMPARTIR