No dejemos de soñar

Pablo Marini cuando asumió como entrenador de Unión manifestó que el objetivo era tratar de sumar la mayor cantidad de puntos hasta el final del campeonato para tener la chance de clasificar a una Copa, en este caso la Sudamericana ya que por la Libertadores es casi imposible desde lo matemático (hoy está a 14 puntos).

Sin embargo, el tropezón en Rafaela hizo reducir todavía más las chances de poder jugar un certamen internacional por primera vez en su historia. Esta proyección tiene como referencia a lo futbolístico, ya que desde lo matemático sigue a seis puntos del último clasificado, tal cual como se encontraba antes de arrancar la 23ª fecha.

A pesar que desde los números la empresa no es imposible, hay otras cuestiones a tener en cuenta como por ejemplo que entre Rosario Central (sería el último clasificado a la Sudamericana) y el Tate hay seis equipos: Gimnasia de La Plata, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia, Atlético de Rafaela, Atlético Tucumán y Godoy Cruz de Mendoza.

Pero hay un dato que no es menor y es que en el horizonte aparece el clásico santafesino, con todo lo que eso puede representar para ambos equipos. Una victoria puede potenciar todo lo bueno y ser un trampolín para sumar un buen colchón de puntos de cara a ese objetivo, o una derrota puede representar el olvido absoluto de esta ambición copera.

Además, por la importancia que adquieren estos encuentros es que también hay que tener en cuenta cómo quedan parados tras esta fecha los equipos que pelean por ingresar a la Sudamericana. Un ejemplo a esta teoría es el mismo Unión, que llegó al Clásico del pasado 18 de marzo en la 9ª ubicación con 23 puntos, afirmado en zona de clasificación para dicho certamen internacional con dos unidades más que Colón. Mientras que ahora marcha 18º, con cinco puntos más que los que tenía antes de jugar el primer derby, a 15 del Sabalero.

Al equipo de la Avenida le queda jugar los siguientes partidos: Colón (V), Arsenal (L), Estudiantes (V), Newell's (L), Huracán (V), Independiente (L) y Boca (V). Todos rivales que pelean por el campeonato, el descenso y el ingreso a las copas internacionales. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.