En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

Pablo Marini mete mano y se dice que habrá sorpresas

Pablo Marini ya hizo dos entrenamientos y si bien no paró un equipo, algunos dicen que metería mano en el equipo y que podrían producirse algunas sorpresas en la integración de la defensa.

Por lo pronto, es una zona del equipo que sufrirá cambios. Por empezar, está en condiciones de volver Leonardo Sánchez, ausente ante Patronato, quien cumplió la fecha de suspensión por acumulación de amarillas. No podrá estar Zárate durante varios encuentros por la lesión sufrida frente a Talleres, pero que el sábado llegó a las cinco amonestaciones. Y otro aspecto importante para resaltar es lo de Brítez, que tiene cuatro amarillas y una posibilidad es que se lo reserve para el clásico.

De todos modos, esto último no es noticia, sino simplemente el hecho de mencionarlo como una alternativa. Brítez es un jugador que juega siempre al límite y, en consecuencia, está proclive a recibir la amonestación. Si a esto se le suma la cancha chica, no dejan de sumarse fundamentos para ponerlo como duda.

Igualmente, habrá que esperar el desarrollo de la semana y, sobre todo, empezar a conocer el pensamiento de Marini al respecto.

4-1-4-1

“Pomelo” fue claro en la conferencia de presentación respecto de su idea táctica: “Me gusta que mis equipos jueguen 4-1-4-1”, señaló. Y este plantel de Unión tiene jugadores para adaptarse tranquilamente a ese esquema de juego.

En el medio, otra baja que sufrirá el equipo será la de Manuel de Iriondo, otro de los que llegó a cinco amarillas. Ahí se abren un par de alternativas para reemplazarlo, ya que no hay un “5” igual a De Iriondo en cuanto a su vocación defensiva. Mauro Pittón y Nelson Acevedo, en ese orden, son las posibilidades que podría manejar Marini, salvo que apunte a alguno de los jugadores de la reserva.

Además, habrá que esperar si Cejas se recupera de algunas molestias sufridas en el partido ante los entrerrianos, producto de que hace mucho tiempo que no juega seguido como lo hizo en estos encuentros ante Vélez y Patronato.

Con Gamba retrocediendo y atacando por derecha y con Godoy, posiblemente, haciendo lo mismo por izquierda, quedaría por resolver si Rivero y Cejas juegan como volantes internos adelantados o si el técnico maneja alguna otra alternativa. De hecho que Franco Soldano sería el delantero de punta para jugar el sábado a las 19 en el Monumental de barrio Alberdi.

Sin descanso

Tanto el domingo como el lunes a la mañana, Marini armó dos entrenamientos para empezar a tener contacto permanente con los jugadores, algo que se repitió en la mañana de este martes.

El entrenador rojiblanco vio el partido ante Patronato en el palco, analizó a fondo, tomó nota, sacó conclusiones y sabe que tiene que recuperar al equipo desde el plano futbolístico y también desde lo anímico. Unión no viene bien y es necesario recuperarse de inmediato para ganar confianza, mucho más atendiendo a la cercanía del clásico con Colón, del domingo 14 de Mayo a las 14:00 hs. Fuente: El Litoral

COMPARTIR