Unión entrenará toda la semana con custodia

El propio Subsecretario de Coordinación de Políticas Preventivas del Ministerio de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Fernando Peverengo, confirmó esta mañana a El Litoral que tomó personalmente la determinación de brindarle custodia policial permanente al plantel profesional del Club Atlético Unión, en la previa al gran clásico de este domingo a las 14 en la cancha de Colón. Lo mismo ocurrirá, obviamente, cuando los dirigentes tatengues confirmen el lugar de concentración para esperar el derby revancha.

—¿Qué fue lo que pasó el sábado, concretamente, Fernando?

—Estuve de manera personal coordinando el operativo en Rafaela, en contacto permanente con los dirigentes de Unión. Con el resultado puesto y con las amenazas en redes sociales, me puse al frente del que fue el retorno de jugadores y directivos.

—¿Con qué directivos estabas en contacto y qué medidas se tomaron?

—Puntualmente, con Emilio Lamas y Andrés Monsalvo. Más allá que en Rafaela estaba el presidente Luis Spahn con sus hijas, Edgardo Zin, Marcelo Piazza y otros dirigentes. El micro salió de Rafaela custodiado, fue así en todo el trayecto por la ruta y llegada al club.

—¿Qué pasó cuando llegaron a la sede de Unión?

—Nos encontramos con unas 50 personas, varias de ellas muy alcoholizadas, con el típico insulto a los jugadores. No hubo roturas ni agresiones porque rodeamos la zona con una fuerte custodia policial. En el playón de estacionamiento, estaban los autos de varios jugadores y un par de dirigentes de Unión.

—¿Por qué no hubo detenidos?

—Porque lo más grave que hicieron fue golpear los vidrios del micro e insultar verbalmente a los futbolistas. Es más, ni siquiera nos dio la impresión fue fueron “barras” como se dice habitualmente. Insisto, el operativo preventivo que armamos en Rafaela con una fuerte custodia policial desactivó cualquier tipo de agresión mayor.

—¿La suspensión de la presentación pública que se iba a hacer hoy de la nueva camiseta de Unión fue algo que aconsejaron ustedes?

—No, fue una medida que tomó la Comisión Directiva, que igualmente me parece algo prudente en el contexto que estamos hablando.

—¿Qué se hará con el plantel esta semana?

—Vamos a tener una fuerte presencia física policial en el predio de Casasol y además habrá gente del Ministerio filmando cada ingreso y egreso del predio durante toda la semana.

—¿Algún pedido especial de parte de ustedes a los dirigentes de Unión?

—Sí, uno solo: que por favor nos avisen si cambian el lugar de entrenamiento y no van a Casasol. No queremos que nos pase lo que ocurrió esa vez con Colón cuando pasó lo de Alan Ruiz en el SAT. Es el único pedido que le hicimos a quienes conducen el club.

—¿Cómo serán las horas previas al clásico en el Mundo Unión?

—Vamos a custodiar de manera permanente desde el momento que el plantel tatengue quede concentrado hasta que salga para la cancha de Colón. En principio, la idea es que los jugadores queden concentrados en Casasol.

—Se juegan los dos clásicos de la Provincia el domingo, todo un desafío ¿no?

—Sí, en mi caso voy a monitorear personalmente todo lo que ocurra acá en Santa Fe con Colón-Unión. Y en el caso de Newell’s-Central será Diego Maio quien comande el operativo.

—¿Qué hará el Ministro Maxi Pullaro, acostumbrado a estar presente en este tipo de movidas?
—Lo voy a hablar con el Ministro. La idea sería que arranque en Santa Fe y luegom, vía helicóptero, se traslade hasta Rosario. Fuente: El Litoral

Con tecnología de Blogger.