En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 1 a 0 ante Arsenal. El autor del único gol del partido fue Leonardo Rolón. Mala actuación de Unión. Lo más rescatable del primer tiempo se desmoronó en el segundo. Otra vez errores en la marca, pelotazos y pases a la nada. No se levanta la pelota, ya sean tiros libres o tiros de esquina. Sin dudas, acá hay que hacer una limpieza GENERAL en el plantel. No es justificación, ya que Unión no juega bien, pero otra vez fallos arbitraje que perjudican todo el partido a Unión. Faltas divididas para la visita, jueces de linea que se ríen de la gente y gesticulan. Vergonzoso, una vez más. Con esta derrota, Unión queda con puntos 29 (7 victorias, 8 empates y 10 derrotas).

Unión quiere cortar la "Crema" con un "Pomelo"

Habló del plantel que recibió en Unión: “Nos encontramos con personas extraordinarias y mucha predisposición de la dirigencia, el plantel, nos dejó muy satisfechos y muy tranquilos”.

Habló de Ema Brítez: “Sigue con la molestia, siente bastante dolor, es muy difícil que llegue al partido con Rafaela, va a concentrar y veremos cómo evoluciona pero sigue con esa molestia”.

Habló del también “mexicano” Mauro Cejas: “Está recuperado, trabajó un par de días diferenciado y el resto normal con el resto del plantel”.

Habló de la cancha chica: “Vamos a ir a ganar, esa es la idea principal, pero no vamos a dar detalles, jugar un partido inteligente, sabiendo que es una cancha chica, sabemos las características, es una cancha dura, difícil”.

Habló del rival de turno: “Atlético siempre desarrolló un buen juego, no se correspondieron los resultados al juego, vienen de una victoria pero están en una situación complicada que puede afectar el rendimiento”.

Habló del Unión que se viene: “La idea es que el equipo sea protagonista, ir a buscar los partidos para ganarlos, conseguir el objetivo de entrar a una copa internacional que es sumando de a tres. Hay que renovar la confianza para cumplir los objetivos que se plantearon en un principio”.

Ya está, ya pasó el tiempo de las palabras para Pablo Marini, un entrenador que no dudó ante el llamado de Unión: entre esperar una nueva chance en México -siempre trabajó, lo llamaron de varios clubes cuando se quedaba sin equipo-, armó las valijas para ganarse un nombre en el fútbol de la Argentina.

Lejos quedó aquel “Pomelo” que se la bancaba de “9” con la camiseta de San Martín de San Juan o el asistente del “Tolo” Gallego campeón en Newell’s Old Boys de Rosario. También el entrenador que llevó a un equipo mexicano hasta el mismo Mundial de Clubes.

Marini sabe que se terminó el tiempo de las palabras. Toma un equipo que parece tener un problema mental/psicológico que profundiza las limitaciones -que nadie oculta- desde lo futbolístico. Unión necesita encontrar signos vitales en la cancha de Atlético Rafaela, antes de asumir el segundo gran desafío del semestre que será el clásico revancha el domingo 14 de mayo a las dos de la tarde en la cancha de Colón.

Con apenas un puñado de entrenamientos, hizo la lógica: a partir de su esquema táctico madre y dibujo insignia, que es el anunciado 4-1-4-1, se apoyó en los jugadores “grandes”, con varios partidos en Primera. Quizás la excepción sea el marcador de punta izquierdo, donde con Bruno Pittón lesionado y Nahuel Zárate suspendido, no le quedó otra que poner al juvenil Lucas Pruzzo.

Nadie puede exigirle a “Pomelo” Marini en el Mundo Unión que con dos o tres prácticas intensas pueda conocer -por ejemplo- a Sandona, Mauro Pittón, Algozino, Bracamonte o Andereggen. Para eso, claro está, necesitará tiempo. Y al tiempo, en Unión, se lo darán los resultados.

Rafaela quiere subirse a uno de los últimos trenes que le puedan pasar por las narices: necesita los tres puntos para seguir respirando en la Primera División del fútbol argentino. Unión no se juega tanto como Atlético, pero debe cambiar su mente, su cuerpo y su alma antes del clásico revancha en cancha de Colón.
Viene inflado el equipo de Llop, ganó una final con mucha garra -un jugador menos- en el Carminatti de Bahía Blanca contra Olimpo. Hasta ese bravo Monumental celeste llegará Unión, con el debut de Pablo Marini. El objetivo de Unión es uno solo: cortar la “Crema” con un “Pomelo”. Fuente: El Litoral

COMPARTIR