En el estadio “15 de Abril”, Unión perdió 3 a 0 ante Independiente. Los autores de los goles fueron Emiliano Rigoni (x2) y Lucas Albertengo. Otra vergonzosa actuación de Unión en su casa. Un equipo que jugó solo 15 minutos de 90. No hay mas nada que aclarar, seguimos viendo lo mismo que hace 10 partidos atrás. Un equipo que no sabe a que juega, solo aprovecha algún rebote o pelota perdida. Basta de Mauro Cejas (jugador de 20 minutos), de Federico Anselmo (no cabecea ni salta). Sin dudas, hay que hacer una GRAN GRAN limpieza en este plantel para el próximo torneo. El juvenil Nicolás Andereggen sufrió una grave lesión y tuvo que ser retirado en camilla. Por lo que se pudo observar, es un problema en su rodilla. Rogamos que no sea rotura de ligamentos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos en la posición 22. En lo que va del torneo, solo se ganaron y empataron 8 partidos y se perdieron TRECE.

Castro: "Fue un paso atrás por el resultado"

Después de mucho tiempo volvió a ocupar un lugar entre los 11 titulares. Más allá del gol que le convirtieron, el arquero Matías Castro tuvo una correcta actuación cuando lo llamaron a intervenir. Claro que eso en el balance general poco importe ante un nuevo revés del equipo.

A la hora de analizar el partido, el uruguayo expresó: "Merecimos llevarnos algo para Santa Fe, ahora no queda otra que seguir trabajando, más allá de la evaluación individual siempre está el equipo por delante, nos vamos con bronca, principalmente por el segundo tiempo que hicimos merecimos llevarnos algo, nos pondremos a pensar en Independiente para sumar en lo que resta".

Y más adelante, agregó: "Sin dudas fue un paso atrás por el resultado, a nivel juego se intentó el equipo siempre va al frente se crean situaciones, nos está costando convertir, no hay otra receta que laburar y mejorar de cara al próximo partido".

Al momento de dar su visión en la jugada donde Romero Gamarra lo sometió desde afuera del área, Castro enfatizó: "Es una pelota que salió fuerte y rasante con la cancha muy húmeda, había mucha gente por delante e intento sacar la mano y no pude llegar al balón".

El golero consideró que la imagen se pudo cambiar en el complemento. "Es lo que hablamos y ven de afuera todos, en el primer tiempo entramos pasivos y ellos generaron algunas situaciones y nos convirtieron, en la charla del entretiempo se cambió la cara, eso no nos puede pasar, todo nos cuesta el doble, tenemos que tener más concentración desde el minuto uno hasta el final".

El diagnóstico está asimilado por el grupo, aunque cueste torcer el rumbo en materia de resultados: "Si supiéramos que nos pasa calculo que no lo haríamos, el rival se juega cosas importantes y en los primeros minutos sabíamos que iban a presionar, en el segundo tiempo cambiamos la imagen pero no nos alcanzó para llevarnos algo".

COMPARTIR