En el estadio “Alberto J. Armando”, Unión perdió 2 a 1 ante Boca Jrs. El autor de los goles fue Darío Benedetto para el local y descontó Brian Blasi para Unión. Se cerró un semestre PARA EL OLVIDO. Poco hay para rescatar del partido, tampoco mucho para marcar ya que es un equipo totalmente alternativo con juveniles y un técnico interino. En el primer tiempo, Mauro Vigliano no cobró una clara mano de Wilmar Barrios en el área de Boca Jrs. y aún hay grandes dudas sobre el primer gol de Boca ya que la televisión nunca mostró la posición del delantero. Solo quiero que todos se acuerden de esto, de lo que vivimos y pasamos estos 6 meses. De que empezamos la segunda parte del torneo en la sexta posición, peleando entrar a las copas y terminamos (hasta el momento) vigésimos segundos. Con esta derrota, Unión se queda con tan solo 32 puntos de 90 (8 victorias, 8 empates y 14 derrotas). Necesitamos cambiar la cabeza, tanto dirigentes como hinchas. EXIGIR y EXIGIR, no conformarnos con poco. A Unión lo hacemos grande nosotros, si nosotros no nos movemos, no lo va hacer nadie. Necesitamos una limpieza COMPLETA en el plantel. BASTA de jugadores que no se comprometen ni con el club ni con la historia. A los jugadores, les damos de comer NOSOTROS. Entonces EXIJAMOS que hagan bien su trabajo. ¡¡TODOS JUNTOS VAMOS A SALIR DE ESTO!!

Matías Castro por Nereo Fernández: ¿el único cambio?

Este lunes por la mañana se produjo el retorno a los entrenamientos del plantel de Unión, que el viernes visitará a Huracán, probablemente en el horario vespertino de las 16, aunque esto recién se podrá saber hoy, con suerte, en la desorganizada Asociación del Fútbol Argentino.

El partido es vital para Huracán, que está apenas un punto arriba de Temperley, que es el que está cuarto y en zona de descenso en la tabla de promedios (obviamente empezando de abajo hacia arriba).

Se da también una particularidad: el viernes, además del partido Huracán-Unión, juegan San Martín de San Juan-Temperley. Si Huracán y Temperley ganan, descenderán automáticamente Atlético de Rafaela y Sarmiento de Junín, que jugarán ante Quilmes y Vélez, respectivamente, pero el sábado.

Para Unión -ni hablar para Huracán- el partido del viernes adquiere importancia teniendo en cuenta de qué manera fue decreciendo su promedio, que era muy bueno cuando finalizó el 2016. En este certamen, Unión ganó muy pocos partidos (sólo dos, ante Talleres y Newell’s), por lo que cada partido debe tomarse como una verdadera “final”.

La novedad saliente del fin de semana fue el alta que recibió Emanuel Brítez, después de una internación de varios días producto de un complicado cuadro febril. De todos modos, es un hecho que no podrá jugar el viernes y que, quizás, tampoco llegue en condiciones ideales para el miércoles de la semana que viene (día programado para el partido contra Independiente en el 15 de Abril). Es decir que, con un poco de viento a favor, se lo podría contar para el encuentro ante Boca en la Bombonera, cuando Unión cierre su participación en este torneo.

La otra novedad fue la lesión de Nereo Fernández, el miércoles pasado, y es un hecho que habrá un cambio confirmado para el viernes: el ingreso como titular de Matías Castro, quien todavía no pudo atajar en el 2017, salvo en algún partido de reserva.

Teniendo en cuenta el equipo que jugó ante Newell’s, deberá esperarse si además del arquero, Marini piensa en otro cambio. Frente a los rosarinos, Blasi jugó en la posición de Brítez, en tanto que Erramuspe, Sánchez y Zárate completaron el sector defensivo. En el medio, jugaron Villar, Acevedo y Magallán, mientras que arriba se pararon Gamba, Soldano y Vadalá. Fuente: El Litoral

COMPARTIR