Acuerdo entre la Súperliga y la AFA

En la jornada se llegó a un acuerdo marco para la organización del próximo campeonato de primera división. La reunión, que se realizó en el tercer piso de la sede de AFA, trató temas como la programación, el calendario, la seguridad y la televisación del próximo campeonato de primera división 2017/2018, que, en su primer tramo, se extenderá desde el 20 de Agosto hasta el 10 de Diciembre y en el segundo entre el 28 de Enero y el 06 de Mayo del año próximo.

La televisión emitirá a través del canal TNT, perteneciente a la cadena Turner y las distintas señales de Fox, con la distribución de dos partidos los viernes, cinco los sábados, otros tantos los domingos y dos los lunes. La Súperliga, que tendrá su sede en Palermo, no incluirá a la primera categoría de ascenso del fútbol argentino, que es la B Nacional, algo que sí ocurre en las principales ligas europeas de las que copió este modelo, y, en cambio, recibirá todas las decisiones sobre su desarrollo que adopten los organismos dependientes de AFA como el Tribunal de Disciplina, Colegio de Árbitros y Tribunal de Ética.

Esto ocurre de igual manera, por ejemplo, en la Liga de Fútbol Profesional (LFP) de España, cuyas cuestiones de justicia deportiva son competencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a través de sus Comités de Disciplina Deportiva: Comité de Competición, Jueces de Competición y Comité de Apelación. El Comité de Competición dictamina semanalmente las sanciones a los futbolistas.

En tanto que los árbitros de cada partido son designados por una comisión creada para tal objetivo e integrada por representantes de la LFP y la RFEF. Por la prestación de esos organismos la Súperliga, dueña de los derechos de televisión del fútbol argentino, le pagará a la AFA 14.000.000 de pesos mensuales por gastos de funcionamiento, además del acordado 18 por ciento de los ingresos netos que le pagará la TV, a lo que se sumará un porcentaje inferior por la explotación comercial de la pelota que se utilizará en el certamen.

En cuanto al reparto de dinero de los derechos de televisión, las partes se tomarán 90 días para analizar la situación, controvertida a partir de que, por ejemplo, el vicepresidente de Rosario Central y miembro de la Comisión Directiva de la Súperliga, Ricardo Carloni, reclamó que su club sea considerado como el “sexto grande” para la distribución de los fondos, un puesto que hoy ocupa Vélez Sarsfield. Lo que sí quedó definido fue que cuando se presente la Súperliga el 1 de agosto, se determinará toda la programación con días y horarios hasta eI final del año.

Y en octubre se corroborará la que va desde enero a mayo. Esto cambiaría absolutamente la desorganización reinante en estos años y, en principio, surge como bastante complicado a la hora de conseguir que interactúe la participación de los equipos argentinos simultáneamente en el certamen local y las competencias internacionales.

De la reunión de esta noche en AFA tomaron parte su presidente, Claudio Tapia, junto a los integrantes del Comité Ejecutivo, Pascual Caiella y Jorge Barrios, y el CEO de la Superliga, Mariano Elizondo, quienes fueron los anfitriones de los representantes de los ministerios de Seguridad de la Nación y la Ciudad de Buenos Aires y de las empresas Turner-Fox.

Estos últimos fueron Hernán Donnani y Felipe Mc Gough (directivos de Fox), Juan Carlos Balassanian (dirigente de Turner), Cristian Imparato (productor de Turner), Esteban Pussaq (productor de Fox), Carlos Montaña (vicepresidente segundo de Independiente), Juan Manuel Lugones (titular del Aprevide), Guillermo Madero (Director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos de la Nación) y Juan Pablo Sassano (Subsecretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de Buenos Aires).


Con tecnología de Blogger.