El nuevo Unión que planea Leonardo Madelón

Si bien resta la oficialización por parte de la dirigencia, el camino de Unión y Leonardo Madelón vuelve a unirse.

Con horas y horas de negociaciones con su representante Cristian Bragarnik, el presidente Luis Spahn está dispuesto a armar un equipo con jugadores de renombre en el tercer regreso del ídolo al banco Tatengue.

Pocos tal vez pueden creer que Unión vuelva a buscar ocho meses después al mismo entrenador que se fue vencido luego de perder en Mar del Plata, con una carta dura por no interpretar la conducción que ahora lo convenció, de que había que dar un salto de calidad.

El armado del equipo empezará de atrás para adelante, tratando de resolver la continuidad de Matías Castro para competir con Nereo Fernández. Deben volver Papaleo y Arce de sus préstamos aunque van a ser negociados.

En la defensa, la idea es incorporar en un principio dos jugadores: un marcador central de jerarquía y un marcador lateral izquierdo (todavía se desconoce el futuro de Nahuel Zárate).

La dirigencia rojiblanca resolvió ayer poner punto final al vínculo con Diego Villar, con lo cual irán a la carga por un carrilero derecho. Asimismo, si bien terminó en buen nivel y su representante es el mismo que el DT, en caso de no continuar, el Tate también debe reemplazar a Nelson Acevedo, como pensar en ocupar el carril izquierdo que tuvo por ejemplo como protagonista a Diego Godoy, aunque su tarea jamás convenció.

Finalmente, a pesar de los rumores de posibles interesados en contar con los servicios de Franco Soldano y Lucas Gamba, este último con ofrecimiento de equipos del exterior. Entonces se abre la necesidad como mínimo de sumar dos futbolistas en esa posición.

La llegada del fin de semana traerá muchas novedades, no solo en cuando a oficialización del regreso de Madelón, sino también esos nombres rutilantes que pidió el estratega para armar el nuevo plantel. En un mercado marcado por necesidades y en cierta medida precios altos, Unión sabe que no debe equivocarse si pretende torcer el rumbo de un semestre para el olvido y con el paso de tres entrenadores en apenas 17 partidos oficiales. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.