El problema central de Leonardo Madelón

Unión volverá este lunes a los entrenamientos con tres caras nuevas y la posibilidad de que se suman más jugadores en lo que será el inicio de agosto, el mes en el cual volverá la actividad oficial.

Desde su arribo para iniciar el tercer ciclo como DT del Tate, Leonardo Madelón pidió paciencia y dijo que iba a trabajar con los dirigentes para formar el mejor equipo posible cuando comience la acción.

El estratega era consciente que el plantel debía nutrirse de nuevas energías en todas las líneas. El primero fue Damián Arce, proveniente de Patronato. Días más tarde selló su vínculo el uruguayo Diego Zabala y posteriormente fue el turno de Claudio Aquino, a quien el mismo Madelón dirigió en Belgrano.

En defensa, los problemas empezaron a suscitarse cuando se lesionó Leonardo Sánchez, cuya gravedad le impedirá llevarse adelante el resto de la pretemporada y seguramente se pierda parte del comienzo del certamen.

Ahora, horas previas al partido frente a Rosario Central, fue Rodrigo Erramuspe el que decidió hacer uso de una cláusula de rescinsión para irse a Independiente Medellín de Colombia. Si bien Madelón torció la decisión de Britez y el subcapitán seguirá en el club, la necesidad de encontrar hombres de jerarquía es grande para no sufrir como sucedió en el primer semestre de 2017.

Madelón no se da por vencido para convencer a Jonathan Bottinelli, pero la situación asoma como compleja desde que se filtró ese nombre y se iniciaron las negociaciones. Lo propio podría llegar a suceder con Arturo Mina, a quien River quiere negociar para liberar un cupo. En un principio la intención era aceptar una venta, pero esa chance podría cambiarse con un préstamo para desprenderse del ecuatoriano.

Las miradas siguen atentas también en el exterior con extranjeros que puedan encajar en lo que realmente necesita Madelón para cubrir un espacio que actualmente tiene vacío. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.