Los dirigentes de Unión analizan negociar a Emanuel Britez

Las actitudes extrafutbolísticas que venía sosteniendo Emanuel Britez desde hacía tiempo generaban preocupación en los dirigentes. Incluso en su momento producto de estas situaciones el propio futbolista había manifestado que lo mejor era cambiar de aire por el bien de todos. Pero finalmente eso no sucedió y el defensor continuó en el plantel.

Recordemos que no estuvo presente en los últimos encuentros del torneo, dado que estuvo varios días internados por un cuadro febril que no podían controlar. Pero arrancó la pretemporada y todo hacía suponer que con la vuelta de Leonardo Madelón tenía un lugar asegurado como titular. Sin embargo el pasado sábado en la práctica que se desarrolló en Casasol el defensor agredió con un golpe de puño a un integrante de la Subcomisión de Fútbol (Esteban Aignasse).

Para algunos la reacción de Britez tuvo que ver con el cuestionamiento que previamente había realizado el dirigente hacia su persona y a otros jugadores del plantel. Eso habría motivado que el defensor lo fuera a encarar en el entrenamiento y sobreviniera el golpe. También es cierto que el directivo lo insultó, para algunos lo hizo antes de la agresión de Britez, para otros como consecuencia del golpe.

Más allá esta disyuntiva, lo cierto es que ese episodio fue la gota que rebasó el vaso para tomar la decisión de negociar a Britez y que no continúe en el plantel. Para ello los dirigentes hablaron con el representante del jugador quien le manifestó que por ahora no tenía ninguna oferta concreta. De todos modos, la realidad indica que el lateral derecho no seguirá en Unión debido a su comportamiento.
Está claro que no se trata de un hecho aislado y sino basta repasar los antecedentes que se fueron sumando en los últimos años tanto adentro como afuera de la cancha y que tuvieron a Britez como protagonista exclusivo.

La saga arrancó precisamente en su debut en Primera División cuando Unión igualó como local ante Arsenal por 1 a 1. Ese día le tocó la cola a Pablo Lugüercio quien reaccionó de manera violenta y le aplicó un golpe. De esta manera el delantero fue expulsado y el defensor continuó en cancha aunque se ganó la reprobación de todo el fútbol argentino por tamaña actitud desleal. Incluso se dio el lujo de afirmar "Considero que en el fútbol vale todo, es para vivos".

Pero no fue el único episodio desagradable que protagonizó ya que ese mismo año cuando el Tate recibió a Gimnasia de Jujuy aplicó un método similar. Esta vez la víctima fue Jonathan Bauman y el árbitro de ese partido Alejandro Castro explicó los motivos de la tarjeta roja que le mostró "Lo eché porque le metió tres dedos en el ano a su rival", afirmó.

Luego de esas dos acciones repudiables, fue expulsado en varias oportunidades ya sea por juego violento como así también por protestas. Y además mantuvo un fuerte cruce con Lucas Viatri a quien acusó de ladrón con un gesto reprobable.

Ese día el delantero del Pincha le cometió una dura infracción al defensor rojiblanco, automáticamente le pidió perdón pero Britez lejos de calmarse. Lo miró, se llevó la mano al rostro para llevar a cabo un gesto y lanzó una clara acusación que capturaron las cámaras y reprodujeron en la transmisión: "Vos sos chorro".

La agresión de Britez estaba asociada al conflicto delictivo que tuvo involucrado al por entonces jugador del Xeneize en 2008 cuando el dueño de una peluquería lo señaló como el autor del robo que le perpetraron. "Él fue el que tenia el arma. Me puso una 45 en la cabeza", aseguró por entonces el propietario del comercio de Castelar. Por este suceso, Viatri estuvo preso un mes.

Pero su particular accionar dentro del campo no quedaba en el verde césped y lo trasladaba al día a día. Como por ejemplo cuando en diciembre del 2015 y ante una cargada golpeó a un taxista quien realizó la denuncia correspondiente.

En esa oportunidad el agredido (Fernando Roldán) afirmó: "Yo trabajo en la sociedad radio taxi, me dan un viaje en Amarras dos, Brítez sale y le digo si iba a mirar el partido de Colón. Le saltó el indio y me empezó a pegar patadas en el auto, me rayó el capo y me pegó piñas en la cara. Cuando los sacan los amigos arrancó el auto". Y agregó: "Ahí me empieza a putear, se acuerda de mi mama y de todos mis familiares".

Aunque se debe mencionar que en el 2013 y luego de mantener un incidente con algunos hinchas de Colón fue trasladado a la Seccional 4ª junto a Sebastián Caballero y luego excarcelado tras labrarle un acta por contravención. A Britez la policía provincial le secuestró una réplica de un arma 9 milímetros, que según se comprobó luego dispara balines.

También mediante las redes sociables tuvo un ida y vuelta con Clemente Rodríguez y luego del último Clásico que se jugó en el 15 de Abril y que Colón le ganó a Unión por 2 a 0 hinchas sabaleros agredieron el domicilio del futbolista producto de sus dichos cargando al rival. Y anteriormente en el 2015 con Alan Ruiz a través de un tweet que publicó.

Por otra parte el incidente con Aignasse no es el único que mantuvo con un directivo, basta recordar los insultos hacia Marcelo Piazza en el marco de un partido amistoso que disputó Unión en julio del 2016 ante Sportivo Belgrano.

Ese día Britez insultó al árbitro Carlos Córdoba que le había sancionado un penal en contra. Ante los airados reclamos del defensor, el juez le advirtió a Leonado Madelón que se iba él o Britez. Cuando el jugador se retiró del campo de juego insultó al dirigente Marcelo Piazza que por ese motivo intentó renunciar. Eso implicó que Madelón no salga a dirigir el segundo tiempo de aquel amistoso.

Por todos estos antecedentes es que los directivos tienen definido que lo mejor para todos es que Britez cambie de aire. De este modo, en la próxima semana podrían existir novedades respecto a cual será su futuro futbolístico, está claro que no le faltarán opciones. Nadie puede discutir las cualidades futbolísticas de Emanuel Britez, de hecho es uno de los jugadores más cotizados que tiene el plantel además de ser un referente.

Pero lo que sí se le cuestiona al defensor son sus modos tanto dentro como fuera de la cancha. Su temperamento habitualmente le juega en contra y lo termina exponiendo de un modo innecesario que se traduce en su falta de profesionalismo. La misma que hoy lo tiene más afuera que adentro de Unión. Fuente: Diario Uno

Con tecnología de Blogger.